Universal Basic Income: ¿La solución del futuro?

0

Las revoluciones tecnológicas actuales representan un gran progreso para la humanidad, pero también implican grandes riesgos como el desempleo y la desigualdad social y económica. Es por eso que se están empezando a buscar soluciones para combatir estas problemáticas.

Por Kevin Martínez (IBT)

Fuente: abc.net

El progreso que la humanidad está haciendo actualmente es enorme: la tecnología de hoy en día avanza a una velocidad impresionante. Pero todo eso viene con un precio y, mientras más avances se hagan, más se aumenta la posibilidad de que innumerables empleos se pierdan. Para contrarrestar esto, se han propuesto diversas soluciones; una de las que está generando más apoyo es el Universal Basic Income (UBI).

El UBI se refiere a un sistema de seguridad social en donde todos los ciudadanos de una sociedad reciben una suma de dinero regularmente, sin importar su condición social, política o económica, o si tienen empleo o no. Este dinero puede venir del gobierno o de alguna otra institución pública o privada.

Esta es una de las soluciones que se proponen para la inevitable y enorme pérdida de empleos que la automatización, los robots y la inteligencia artificial traerán consigo. Sin embargo, esto no significa que el UBI sea necesaria o exclusivamente un sustituto del trabajo, sino un suplemento que les permita a los ciudadanos tener seguridad económica y un poder adquisitivo estable.

Mientras más personas se queden sin trabajo, se reduce el poder adquisitivo de un país y la economía no puede avanzar, dejando a las naciones en inestabilidad social y económica. La automatización les ahorra a las empresas mucho dinero, pero esto se vuelve inservible si no hay gente que pueda adquirir esos productos o servicios.

Un estudio de la Universidad de Oxford señala que un 47% de los trabajos actuales están en riesgo de perderse en los próximos años por avances como la automatización, la inteligencia artificial y los autos con piloto automático.

También es importante señalar que, a pesar de que con cada nueva tecnología que se inventa también se crean nuevos empleos, la ganancia neta suele ser negativa ya que otros tantos desaparecen.

Este año se dará inicio a pruebas piloto de UBI en pequeñas ciudades de Finlandia, Canadá, Uganda y Holanda. Esto con la intención de recabar datos que sirvan para concluir si UBI es una solución práctica, viable y efectiva para el futuro.

Los defensores del UBI sostienen que con este programa se contrarrestarían los efectos negativos de la automatización, se ayudaría a eliminar la pobreza extrema, los trabajadores estarían en mejores condiciones para negociar sus contratos de trabajo, y nadie se vería obligado a aceptar condiciones de trabajo deplorables por necesidad.

Además, les brindaría a los ciudadanos la oportunidad de ser miembros más productivos de la sociedad, de ser más autónomos, y de emprender en ideas de negocio o autoempleo sin tantos riegos. También es una forma más efectiva de distribuir la riqueza producida por la sociedad a toda la población y eliminar las crecientes y extremas desigualdades sociales.

Sus defensores también se preguntan cuál es el propósito de las tecnologías que estamos creando: si es para hacernos competir por pocos empleos y trabajar más tiempo por menos dinero, o bien, para permitirnos tener más tiempo libre y poder desarrollarnos personalmente a través de otras formas además del trabajo.

Por el otro lado, sus detractores señalan que un programa así puede hacer que los países sean vulnerables a inflaciones, pueden erosionar la propiedad privada y tener un efecto negativo en el valor del trabajo y en el prestigio de la educación y el esfuerzo, además de llevar a las personas a la pereza y al ocio y así promover la improductividad.

También argumentan que este modelo tendría un efecto negativo en las personas, ya que el trabajo es uno de los factores que hacen que las personas tengan una identidad propia. Sin embargo, UBI es simplemente una de las soluciones que nacieron como respuesta al problema de falta de empleo (debido a la automatización y la inteligencia artificial) y no es causante del mismo.

Pero estas posibles consecuencias son suposiciones y teorías. Un estudio realizado en India en el 2011 concluyó que UBI puede llevar a menos estrés por las finanzas; les permitió a las familias concentrarse en su salud y su futuro, ser más productivos, y emprender en ideas de negocios. No obstante, aún se necesitan más estudios, experimentos y datos para concluir definitivamente los efectos que podría tener la implementación de UBI.

Es por eso que actualmente se están llevando a cabo diversos experimentos en distintos países para recabar datos que ayuden a los gobiernos a tomar una decisión informada.

UBI es definitivamente una propuesta controvertida y con varios defectos, pero es preciso estar abiertos a considerarla como una opción seria para solucionar los problemas que se avecinan o, en su defecto, para empezar a formular otras soluciones y alternativas que puedan ayudar a mantener la estabilidad económica de la sociedad.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.