Domingo, 21 de octubre de 2018

Uber acepta pagar 148 millones de dólares por ocultar ‘hackeo’ de usuarios

0

Uber ha acordado pagar 148 millones de dólares por ocultar el robo de información de más de 57 millones de usuarios y conductores.

Fuente: El Economista

Por Kevin Martínez (IBT) | 29 de septiembre de 2018

El pasado miércoles Uber Technologies llegó a un acuerdo con las fiscalías de Estados Unidos y aceptó pagar 148 millones de dólares por ocultar un hackeo a su base de datos en 2016. La multa, que será repartida entres los 50 estados de Estados Unidos y el Distrito de Columbia, es el pago más grande que se ha realizado por una violación de datos, superando los 115 millones de dólares que la compañía de seguros Anthem tuvo que pagar en 2017.

El robo de datos sucedió en 2016, cuando dos hackers pudieron acceder a la información de más de 57 millones de usuarios y conductores de todo el mundo, incluyendo 25.6 millones de direcciones de correo, 22.1 millones de números telefónicos y 607 000 licencias de conducir. Al darse cuenta de esto, el gigante tecnológico de transporte les ofreció a los hackers 100 000 dólares para eliminar la información y ocultar el hackeo a las autoridades.

No fue sino hasta finales de 2017 que el hackeo se hizo público y se inició una investigación en contra de Uber en Reino Unido, Australia, Filipinas y Estados Unidos, que culminó con la multa de 148 millones de dólares.

“La decisión de Uber de encubrir esta violación fue una flagrante violación de la confianza del público”, declaró Xavier Becerra, fiscal general de California. “La empresa no protegió los datos del usuario ni notificó a las autoridades cuando estuvo expuesto. Uber barrió el hackeo debajo de la alfombra en un desprecio deliberado de la ley”.

Este escándalo se presenta después de una serie de sucesos que han provocado que la confianza del público en la empresa decaiga.

Desde escándalos de acoso sexual y mala conducta en el lugar laboral hasta el despido de altos ejecutivos por malas prácticas, incluyendo al fundador y CEO Travis Kalanick, Uber se ha convertido en una especie de paria en Silicon Valley.

Una de las misiones de Dana Khosrowshahi, el nuevo CEO de la compañía, es recuperar la imagen de la compañía. “Esto no tendría que haber ocurrido. No hay excusas. Estamos cambiando nuestra forma de trabajar”, declaró Khosrowshahi después de admitir el hackeo en 2017. “No podemos borrar el pasado, pero sí puedo comprometerme a aprender de los errores”.

Además de pagar 148 millones de dólares, Uber se ha comprometido a incorporar nuevas medidas de protección de privacidad para que no se repitan los hechos y a enviar informes de seguridad a las autoridades cada trimestre.

Uber en México: también rodeado de escándalos

Los problemas del gigante tecnológico no se concentran solo en Estados Unidos. En otros países como México, Colombia y Reino Unido la empresa se ha visto envuelta en escándalos de inseguridad. Desde robos hasta intentos de secuestro, los escándalos de Uber han provocado que la empresa pierda terreno frente a otras compañías como Cabify, Didi y Lyft.

En México se han viralizado diversos casos de asaltos, abuso sexual e intento de secuestro y en general los usuarios se han quejado por el deterioro de la calidad del servicio y el trato ineficiente de algunos conductores. Esto llevó a que en 2017 la compañía desactivara a más de 9000 conductores en el país por no cumplir con los requerimientos de calidad ni con los términos y condiciones del servicio.

Para combatir estos escándalos, la empresa ha añadido nuevas funciones de seguridad con el fin de aumentar la confianza en la compañía. Estas incluyen el poder compartir el viaje con contactos de confianza, facilitar el contacto con las autoridades y un mayor seguimiento a los comportamientos de los conductores para garantizar un mejor servicio.

Con todo esto la empresa quiere demostrar que está comprometida con la seguridad de los usuarios y con hacer las cosas bien.

Pagar 148 millones de dólares y añadir nuevas funciones a la aplicación no harán que la confianza de los usuarios en Uber vuelva mágicamente, pero la nueva administración piensa que es un buen lugar para empezar.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.