¿Tendremos autómatas en el futuro?

0

El futuro con robots humanoides está más cerca de lo que parece.

Por Ricardo Cázares (ITC)

Fuente: photowall.com

Las películas de ciencia ficción siempre han retratado la existencia de máquinas similares a los humanos, con inteligencia e incluso carisma, tal como C-3PO en la saga de Star Wars. En la actualidad, esa idea se está materializando a paso constante.

Según ScienceDaily, un robot humanoide es “un robot con una apariencia general basada en el cuerpo humano”. Un ejemplo de este tipo de robots es Sofía de Hanson Robotics Ltd. Aunque Sofía no camina, es bastante expresiva en su rostro. La empresa publicó un video en el cual Sofía responde a uno de sus creadores, y los parecidos con la película Ex Machina son increíblemente similares.

Sitio web: hansonrobotics.com

Hay que destacar que en el video Sofía habla con un guion (debido a la complejidad de sus respuestas). Sin embargo, el verdadero reto es transmitir las emociones humanas a los robots. Ya existen asistentes digitales como Siri o Cortana, aunque es notoriamente más difícil programar una robot parlante que una voz. No obstante, aprender a crear robots expresivos es el primer paso para fusionar los asistentes digitales y traerlos al medio físico.

Otro ejemplo de cómo ha avanzado la robótica es el iCub, un robot humanoide en forma de un niño de cuatro años de edad. El iCub puede gatear, sentarse, manipular objetos con sus manos, mover su cabeza y sus ojos, y tiene capacidad visual, auditiva, vestibular y táctil.

Sitio web: icub.org

A primera vista, el sector donde los robots humanos pueden ser relativamente fáciles de implementar es el de servicio al cliente. Por ejemplo, atendiendo a personas en tiendas departamentales o en el banco, como el caso de HDFC Bank.

Es común que la gente empiece a dudar de los alcances en la industria de la inteligencia artificial. El filme Autómata, protagonizado por Antonio Banderas, retrata este mismo sentimiento: los robots están muy lejos de tener una mente totalmente independiente. Simplemente imaginarse la programación necesaria para crear una “conciencia” e implementarla en un robot relativamente pequeño sería un gran reto para la ingeniería.

Aunque en la actualidad los robots autómatas sean precarios, las bases ya están hechas. Los robots como Sofía y sus contemporáneos japoneses han empezado una carrera por los robots realistas. Sin embargo, lograr que los robots sean completamente iguales a los humanos es una meta a un plazo todavía más largo.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.