‘Sweatshop’ esclavitud moderna

0

El reality show  noruego ‘Sweatshop: Deadly Fashion’ lleva a 3 jóvenes hasta Camboya para experimentar la industria textil actual de primera mano.

Fuente: aftenposten.no

Fuente: aftenposten.no

Por Galo Ben Yair Delgado Moreno (LRI)

Frida Ottesen, Anniken Jørgensen y Ludvig Hambro fueron reclutados por el periódico Noruego ‘Aftenposten’ en el 2014 cuando llevo a los 3 jóvenes a confrontar la realidad de lo que ellos promocionan en sus blogs: la moda barata.

El documental en formato de reality show, ‘Sweatshop’, los alejó de su realidad y sus privilegios para pasar un mes trabajando en Phnom Penh, Camboya, en donde se mezclaron entre los empleados de las casas textiles que trabajan para diferentes marcas europeas de ropa.

El experimento periodístico que representó el reality, se armaba para exponer los altibajos de la industria de la moda y las terribles condiciones laborales a las que se tienen que enfrentar miles de personas día con día.

Anniken en el primer capítulo del documental menciona: “sentado en tu casa en Noruega escuchas sobre lo que muchos están sufriendo y entonces piensas que hay un montón de personas que nacen y que toda su vida tienen una sola tarea, viven así y es como si murieran en vida”.

“Comienzas a entrevistar a algunas personas y llega un momento en el que te das cuenta que valen lo mismo ellos que tú”.

Después de trabajar su primera jornada de 10 horas y antes de comenzar a ver las verdaderas hambrunas por las que pasan los ciudadanos de Camboya así como los conflictos sociales por la exigencia de aumento del salario de $160 dólares mensuales con el cual apenas sobreviven, Frida Ottesen se percata de la verdadera realidad en su país.

“Noruega es una burbuja en la que se sabe que las cosas no están tan bien en otros países, y que, sin embargo, no se logra comprender la magnitud de la situación hasta verla de cerca, somos unos mimados”.

La verdad incómoda: Para ti, ¿Cuántos esclavos trabajan?

Foto por Frida Ottesen

Foto por Frida Ottesen

El documental causó conflicto a la empresa H&M (Hennes & Mauritz), una tienda sueca de ropa a bajo costo la cual utiliza distribuidoras externas para vender ropa de moda a bajo costo.

“H&M ha estado presente en Camboya por 10 años, es una de nuestras principales importadoras  y tenemos un fuerte compromiso con los empleados en esa región” estipuló la marca a L’Express. “Desde el 2005 somos parte de la ILO (International Labour Organisation) la cual trabaja para mejorar las condiciones laborales en la industria textil”.

Semanas después de la declaración, una no convencida Anniken Jørgensen se reúne con el CEO de H&M Noruega Lucas Seifert y Johan Wigerhäll, responsable de sostenibilidad de H&M en Camboya, entre otros países. Jørgensen decepcionada de los pocos argumentos durante la reunión, denuncia a la compañía haciendo eco en diversos países.

“No sé cuáles son las razones por las que Aftenposten nos prohibió mencionar a H&M”, dice Jørgensen. “Puede ser que la empresa sea inocente pero ¿alguna vez se han planteado por qué tienen tantos beneficios? ¿Por qué sus trabajadores se mueren de hambre mientras tienen millones y millones de beneficios?”.

“Hablé con chicas que no se podían permitir cansancio durante su menstruación. El aire sucio de las fábricas provocó graves enfermedades a muchas personas. Otras tantas se desmayaban porque no tenían dinero para más de una comida al día. Hablé con gente que había sido amenazada por protestar, gente que no se podía permitir tratamiento médico y moría por un constipado, y a mí me amenazan ahora diciendo que filtraran fotos en donde trabajo en Camboya con una sonrisa en el rostro”.

Pueden ver el reality completo y subtitulado en español, ingresando al sitio oficial de Aftenposten.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.