‘Stranger Things’, ‘It’ y el resurgimiento del punto de vista infantil

0

Actualmente, la influencia de la década de los 80 es más fuerte que nunca, y una de las características de esa época que se ha vuelto a poner de moda es la importancia de la perspectiva infantil en las películas y series.

Fuente: ScreenCrush

Por Kevin Martínez (IBT)

Durante las primeras ocho décadas de Hollywood, los niños y adolescentes en las películas habían sido utilizados principalmente como plot points para hacer avanzar la trama, como personajes secundarios que le agregaban un toque cómico, dramático o incluso terrorífico a las películas o como props para agregar un elemento tierno a la historia, pero sin realmente profundizar en su psique. Los cineastas y productores no se preocupaban por explorar sus pensamientos, emociones o puntos de vista.

Sin embargo, esto cambió radicalmente en la década de los 80. Cineastas como Steven Spielberg, Robert Zemeckis y John Hughes y autores como Stephen King hicieron a los niños los protagonistas y lo hicieron de una manera creíble. Por primera vez, los niños y adolescentes podían verse reflejados en la pantalla grande en múltiples éxitos taquilleros.

E.T., The Goonies, Stand by Me, The Karate Kid, The Breakfast Club, Back to the Future, Pretty in Pink, Gremlins, Risky Business, Weird Science, The Outsiders, Heathers, Dirty Dancing, Ferris Buller’s Day Off, Sixteen Candles, Say Anything e incluso Halloween y A Nightmare on Elm Street. Todas estas icónicas películas de los 80 incluyen a niños o adolescentes como protagonistas, y estos son representados de manera diversa, compleja y tridimensional.

Los cineastas que hicieron estas películas respetaban a su audiencia, no la menospreciaban. No representaban a los niños como una versión idealizada de lo que los adultos creían o querían que fueran, sino como realmente eran en esa época. Hicieron un gran trabajo retratando su manera de hablar, sus problemas, sus pensamientos, sus intereses y sus actitudes.

‘The Breakfast Club’ es una de las películas más icónicas de los años 80 (Fuente: IMDb)

Fue tan bueno el trabajo que estos cineastas hicieron al retratar la vida juvenil, que las películas más icónicas de esa década son precisamente las que giran alrededor de niños y adolescentes, porque lograron crear una conexión tan grande con la audiencia que se volvieron clásicos.

Y ahora, los niños y adolescentes que crecieron con este tipo de películas son los nuevos cineastas encargados de llevar a la pantalla nuevas historias, y es evidente el impacto que estas tuvieron en muchos de ellos.

Se dice que se toman 30 años para que las modas del pasado regresen y, en la década del 2010, los años 80 han regresado con mucha fuerza. Desde la ropa hasta la música, la influencia de la década de los 80 está en su máximo esplendor. Y una de las modas más importantes que ha regresado de esa época, de la mano de las personas que crecieron con ella, es la importancia de la perspectiva infantil en el cine y la televisión.

Stranger Things e It, dos de los fenómenos más grandes de la cultura popular actual, son una clara prueba de esto. No es ningún secreto que estos productos están inspirados en la década de los 80; It incluso cambió el año en el que el libro está originalmente situado (1958) y llevó la historia a 1989.

No obstante, Stranger Things e It no solo incorporan la moda, música y cultura de esa década, también hacen homenaje a algunas de las características más importantes de las películas de esa época. La más sobresaliente de estas es el uso de la perspectiva infantil para contar la historia.

Ambos son productos con corazón, historias entretenidas y tramas que ponen a los niños al centro. Y, aunque no están dirigidos específicamente a niños, sí los representan de una manera auténtica. No los hacen actuar como adultos o como bebés, sino como la edad que tienen y la etapa por la que están pasando.

El espectador puede ver la pérdida, el miedo, la felicidad, el descubrimiento y el asombro desde la perspectiva de los niños, desde su inocencia y su nivel de madurez. Y, al igual que en los años 80, los creadores de Stranger Things e It hicieron un muy buen trabajo al representar a los protagonistas con un gran nivel de realismo, diversidad y profundidad. Esto, sin duda, ha contribuido al enorme nivel de éxito que han alcanzado.

Pero Stranger Things e It no son los únicos que han contribuido al resurgimiento del punto de vista infantil y juvenil en esta época. Super 8, de J.J. Abrams, es una joya un poco olvidada y un claro precursor de Stranger Things que cuenta la historia de un grupo de niños aspirantes a cineastas que tienen un encuentro con alienígenas. En esta película, Abrams hace homenaje a la cultura popular de los años 80 (principalmente al trabajo de Steven Spielberg) y presenta su historia a través de un diverso y carismático grupo de niños.

El elenco de ‘Spider-Man: Homecoming’ recreando el póster de ‘The Breakfast Club’ (Fuente: Movie Pilot)

Este año, Spider-Man: Homecoming presentó por primera vez en la pantalla grande a Peter Parker como un verdadero adolescente de 15 años. No solo Tom Holland tiene la edad adecuada para interpretarlo (Tobey Maguire y Andrew Garfield tenían 26 y 29 años respectivamente cuando interpretaron al héroe arácnido) sino que sus acciones, su forma de hablar y su nivel de madurez son más cercanos a cómo se comporta un adolecente de esa edad que en encarnaciones pasadas.

No obstante, este resurgimiento en el punto de vista infantil no solo se limita a los grandes blockbusters. Recientemente, películas con temática coming-of-age como Hugo, Boyhood y Moonlight han sido reconocidas en importantes premios como los Óscar y los Globos de Oro, y ya han dejado su marca como unas de las mejores películas de la década del 2010.

Los años 80 fueron la ‘época de oro’ de las películas coming-of-age que tenían a niños y adolescentes como protagonistas. Actualmente, los niños que crecieron en esa época son los encargados de crear el nuevo contenido fílmico y televisivo, y parece que han recurrido a los recuerdos y gustos de su infancia para buscar inspiración. Ahora ya solo falta ver qué tipo de influencia dejan estos nuevos productos en las películas y series de los próximos 30 años.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.