Domingo, 21 de octubre de 2018

¿Puede la vestimenta empoderar a las mujeres?

0

*Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Nueva Prensa.

Redescubriendo la cotidianidad mexicana

¿Puede la vestimenta empoderar a las mujeres?

Por Aleida Ortiz (IFI) | 27 de septiembre de 2018

Estando en México, había conocido por diferentes documentales cómo es la vestimenta en países de Medio Oriente y de Asia. Los atuendos que visten las personas de estos países, principalmente los de las mujeres, me parecían poco ortodoxos y hasta intrigantes, en especial por el común uso de velos que cubren la mayoría del cuerpo y el rostro de las mujeres.

Ahora que me tocado conocer la cultura árabe de primera mano he tenido que portar abaya, una especie de vestido negro y holgado que cubre todo el cuerpo. En algunos lugares inclusive he usado hiyab, un velo que cube todo el pelo. Sin embargo, esto fue solo en ciertas áreas, ya que me encuentro en una zona relativamente liberal comparada con el resto de Arabia, que no exige tanto el uso de estas vestimentas; pero hay regiones mucho más conservadoras, donde el uso de abaya y hiyab es culturalmente obligatorio.

En una de las primeras semanas de mi viaje, tomé un tour a la ciudad de Taif, que se encuentra muy cerca de la Meca (una zona con gran peso religioso para los musulmanes, tanto así que no pueden entrar extranjeros). El servicio de tour nos llevó a una fábrica de rosas, un hipódromo, un museo y un festival cultural. En ese momento yo no portaba el hiyab, simplemente mi abaya, por comodidad. Mi asombro surgió cuando en una parte del recorrido se acercó otra de las personas del tour a decirme que era altamente descortés hacia las mujeres árabes que yo no cubriera mi cabello; esto me dejó reflexionando sobre las implicaciones de dicha prenda.

Como sondeo, le pregunté a amigas saudíes cuál es su opinión sobre estas prendas, y en general me contestaron que no les parecía descortés que no utilizara el velo, ya que entendían que venía de otro país con otra cultura e ideas diferentes. Decidí preguntarles qué significaba para ellas portar abaya y hiyab, y encontré que existe una variedad de razones para el uso de esta vestimenta, pero fue posible ubicar las respuestas en alguna de las siguientes tres categorías.

El primer grupo son quienes la portan por su religión, ya que según el Corán se específica que tanto hombres como mujeres deben vestir discretamente. Aquí es importante mencionar que en ninguna parte se especifica el uso de una abaya ni hiyab que cubran todo el cuerpo, pero esta opción se adoptó por su rapidez y comodidad, ya que era fácil portar otra vestimenta debajo y sólo ponerse la abaya encima.

El segundo grupo argumenta razones culturales, porque para ellos el uso de estas prendas es simplemente algo que todos hacen. Por último, la tercer razón –y la que me pareció más interesante– es que estas prendas son una forma de empoderamiento; estas mujeres pueden decidir mostrar su rostro únicamente a las personas con las que tienen absoluta confianza.

Nunca me había puesto a pensar en el papel que podía tener nuestra vestimenta en la manera en que nos mostramos ante el mundo, y cómo una prenda aparentemente opresiva (por cubrir el cuerpo y rostro de la mujer) puede simbolizar poder y libertad. Esto me hizo considerar un poco más cómo es que el significado de nuestra ropa es algo que le atribuimos nosotros, a partir de las construcciones sociales que existen alrededor de ella.

Sin embargo, también es importante considerar si este pensamiento es el resultado de una cultura opresiva hacia la mujer. Aunque un esclavo adore su cadena, eso no le quita la condición de esclavo. Esto no es algo que pueda afirmar; finalmente, todo depende de las creencias culturales de cada sociedad y la manera en que interpretamos la ropa. En mi caso, poder usar la vestimenta que desee es más que suficiente muestra de mi libertad, y no importa si esté en México o Arabia, las mujeres siempre deberán buscar tomar sus propias decisiones y hacer valer su individualidad.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.