Problemas en el paraíso (fiscal)

0

Los paraísos fiscales o tax heaven se refieren a territorios alrededor del mundo que ofrecen especiales tratos fiscales y tributarios a empresas o personas extranjeras. Hoy el término vuelve a la boca de todos.

A inicios de noviembre del 2017, el diario alemán Süddeutsche Zeitung recibió cerca de 13.4 millones de documentos sobre empresas en paraísos fiscales. Fuente: International Consortium of Investigative Journalists (ICIJ)

Por Arnulfo E. Zaldivar Ruenes (LEC)

Los legalmente llamados regímenes fiscales preferentes son, como bien se menciona, territorios con ciertas características que resultan muy atractivas para empresas o personas con capital producido en el extranjero. El individuo o la empresa colocan su dinero en bancas situadas en estos países de forma que sus utilidades no se quedan en el país en el que se generaron.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señala que los paraísos fiscales tienen cuatro comunes denominadores que podemos identificar como los siguientes:

  • No se imponen impuestos, o si los impuestos son muy bajos o simplemente nominales.
  • No hay transparencia en las cuentas.
  • La práctica administrativa no favorece o no permite el intercambio de información entre organizaciones.
  • Se permite a los no residentes beneficiarse de las bajas tasas impositivas a pesar de que no realicen inversiones reales en el lugar.

Según el socio-director del despacho de abogados Valderrain Saenz y Asociados, José Manuel Valderrain Saenz, tener cuentas o hacer negocios en paraísos fiscales no es un delito como tal, siempre y cuando se respete la legislación del país del que proceden los recursos. Asimismo, recalcó que el anonimato y el secretismo en estas compañías resulta ser los más atractivos para los involucrados.

Hasta el año pasado, un reporte de Oxfam (la organización mundial líder en ayuda humanitaria) afirmaba que el dinero oculto en esos países asciende a 7.6 billones de dólares. Eso es equivalente al PIB del Reino Unido y de Alemania juntos, lo que supone una pérdida de 190 mil millones de dólares en ingresos tributarios al año. Esta investigación llegó a la conclusión que Appleby se dedica a crear complejas estructuras para ocultar a los verdaderos dueños de ciertas empresas para lograr mejores ganancias, evitar el pago de impuestos y no transparentar la procedencia de los recursos.

En México, 62 personas han sido involucradas: desde Carlos Slim creando empresas OFF SHORE, que son sociedades constituidas fuera del país de residencia en regiones donde cuya tributación es de un 0%, hasta un par de futbolistas jugadores de la selección mexicana. A la espera de que los servicios tributarios de los demás países tomen acciones, algunos territorios ya han sido calificados como paraísos fiscales. En los Paradise Papers los más mencionados son: Malta, las Islas Caimán y Bermudas. Aunque alrededor del mundo hay cerca de 60 países o territorios ultimar considerados de esta manera. Entre los cuales podemos encontrar al Reino Unido o a Estados Unidos, por sus políticas tributarias autónomas.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT), declaró el pasado 6 de noviembre que investigará la información difundida por los organismos internacionales. Asimismo, se recalcó que no se debe de prejuzgar a quienes fueron mencionados puesto que, como se menciona en este artículo, siempre y cuando se siga la ley mexicana, no es ilegal tener dinero en el extranjero.

Todo esto viene a colación debido a que, a inicios de noviembre del 2017, el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) investigó y liberó junto con otros 92 periodistas del mundo cerca de 13.4 millones de documentos que hacían público el actuar de una empresa llamada Appleby con sede en Bermudas.

En México, lo que se debe realizar para no entrar en ninguna problemática fiscal, la Ley de Impuesto Sobre la Renta (LISR) establece que se considerará que una persona o empresa está aprovechándose ilícitamente de paraísos cuando sus ingresos sujetos a impuestos no estén siendo gravados en el extranjero o cuando lo estén pero con un ISR inferior al 75% de lo que tendría que pagar en México. Es decir, que sus impuestos no cubran por lo menos tres cuartas partes de lo que pagaría en México.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.