Opinión: Distrito Tec 360° El primer lado de la construcción

4

*Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de los autores y no necesariamente representan la opinión de Grupo Nueva Prensa.

**Este es un texto preliminar para un reportaje de investigación que está en proceso, contiene las primeras impresiones de los autores.

Distrito Tec se ha dado a conocer como una iniciativa conjunta entre el Tecnológico de Monterrey y las colonias aledañas, como un espacio de trabajo comunitario, de colaboración y apoyo para beneficio de todos los involucrados. En este proyecto, sin embargo, aún quedan muchos puntos por aclarar para comprender su estado actual y poder visualizar cómo se desarrollará a futuro.

Por Andrea Watts (LLE) y Adán Caballero (LPL).

En el día a día interactuamos no sólo con los compañeros de nuestras clases, sino también con los vecinos de la zona: consumimos en sus locales, nos estacionamos frente a sus casas, pero nos damos muy poco tiempo para conocerlos o para entenderlos; ¿qué piensan los vecinos frente al tema de la rotonda?, ¿frente al de las rejas?, por ejemplo, ¿quién incluye esa opinión en sus argumentos?

Este semestre, platicando con un restaurantero y con una dueña de un local que está junto al Tec, nos dimos cuenta de esta falta que cometemos, de esta omisión. Escuchando sus comentarios respecto a Distrito Tec, y sorprendidos por sus opiniones y quejas, empezamos a buscar más perspectivas sobre el tema (las que nuestros tiempos y posibilidades como estudiantes nos permitían, claro).

En esta búsqueda, la vislumbrada imagen de Distrito Tec como iniciativa conjunta, construida a partir de una colaboración comunitaria, no sólo de las partes dentro del Tec (que por sí solas son muchas), sino también con los negocios y los vecinos que participan, se nos mostró más clara en sus grietas e imperfecciones; y el aura que rodeaba al proyecto (que universidad y comunidad pueden, trabajando juntos, reemplazar los ineficientes manejos del gobierno) se fue llenando de aire sucio y de tristes comparaciones.

Imagen de Comunidad

Como parte de la iniciativa, se ha tratado de propagar una imagen que proyecta un sentimiento de “comunidad”, en la que todos los vecinos (es decir, las colonias que forman parte del proyecto) están a favor de los cambios que se han propuesto y en la que los efectos colaterales parecen no existir, o bien, sólo aparecen como consecuencias positivas.

Hoy en día, de parte de los vecinos, existe una desconfianza en la “buena voluntad” de la cual, cualquiera pensaría, goza el proyecto. Una vecina nos comentó: “Nos la pintaron muy linda […] ahora nos damos cuenta que aquello de lo que se habló en un principio para mostrar el proyecto Distrito Tec, no era cierto”.

Al escuchar a algunos de nuestros compañeros, nos hemos dado cuenta que muchos no comprenden porqué varios de los vecinos muestran recelo ante Distrito Tec y sus propuestas, y bien, si no toman una postura sobre el asunto, prefieren creer, sin fundamentos sólidos, que el proyecto en general resultará benéfico para la mayoría. A pesar de la cercanía que todos los estudiantes tenemos con la iniciativa, nos parece que no se ha discutido con la formalidad y seriedad que le corresponden.

Percepciones sobre Distrito Tec

No podemos decir que los vecinos odian la idea de Distrito o que todo lo realizado ha sido perjudicial, sin duda el trabajo que se ha llevado a cabo desde el 2014 ha tenido grandes beneficios (en palabras de un vecino: “Nos ayudaron a organizarnos”). Sin embargo, la duda queda en los beneficios de esa organización, ya que algunos vecinos nos han comentado que se organizan precisamente con el objetivo de evitar abusos por parte del proyecto en su colonia.

En general, los vecinos nos han mencionado las que fueron sus necesidades e inquietudes iniciales (que son prácticamente las mismas que las actuales): arreglar el alumbrado público, aumentar la seguridad en la zona, mejorar el aspecto visual de las calles (cables sueltos, basura tirada, etc.); las cuales contrastan con las acciones realizadas dentro del proyecto hasta ahora: pintar paredes, organizar eventos recreativos, reconstruir la rotonda, etc. Por esto, nos dimos cuenta que existe una falta de organización, ya que entre ambas se nota una disparidad de intereses, una priorización que no toma como base las problemáticas de los vecinos, sino la imagen de la institución.

A todo esto, los vecinos comprenden que sus necesidades no son la prioridad dentro de la iniciativa ni el enfoque central de ésta, y que por lo tanto no deben abarcar toda la discusión. Por momentos pareciera que la colaboración con los vecinos se realiza como parte de un trámite para poder completar proyectos de obra pública (decididos y orientados hacia el beneficio de una sola de las partes), y no por genuina voluntad para crear este supuesto “sentido de comunidad”. Podría ser sólo una idea nuestra, formada por pequeños detalles que hemos observado, pero son estos detalles, justamente, los que marcan una diferencia en la relación institución-comunidad, y que afectan (y seguirán afectando) al proyecto en su desarrollo si no se atienden; es decir, que se necesita llegar a un acuerdo que consolide los intereses de ambas partes, lo cual sería más coherente con la imagen que Distrito Tec desea proyectar.

Una situación problemática

Para ejemplificar esto, podemos hablar específicamente de un tema que ha tenido gran impacto y que ejemplifica los problemas de comunicación entre los involucrados. Desde hace un año, en la colonia Altavista, aparecieron carteles en los que se leía “NO a los Multifamiliares”, en referencia a la reciente proliferación de edificios departamentales en la colonia; esta cuestión, que le compete al gobierno municipal, se trató en las juntas de vecinos del distrito. Según Lorena Pulido, encargada de relaciones con comunidad de Distrito Tec, a los vecinos se les explicó el concepto de densidad habitacional, el cual se refiere a la cantidad de viviendas permitidas en una zona. Nos dimos cuenta, platicando con algunos vecinos, que el conflicto reside en que ellos aún no se sienten cómodos con la idea de un crecimiento habitacional drástico, porque transformaría su estilo de vida, mucho más tranquilo y familiar por uno más conturbado. Además, algunos residentes y locatarios del distrito fueron enfáticos al comentarnos que los planes de Distrito Tec son la construcción de más y mayores edificios en la zona, lo cual, para ellos, generaría más tráfico, suciedad y ruido; algunos incluso percibían que esta iniciativa se pretendía realizar al quitarles sus locales y sus viviendas.

Concejo de Vecinos

En teoría, el órgano de discusión y solución de estos conflictos es el Consejo de Vecinos*. En éste los representantes de las colonias, escogidos a su vez por los concejos de vecinos en cada una de éstas, se reúnen para conversar y decidir sobre sus problemáticas. Entre ellos, el Tec participa como una colonia más (Colonia 34), y además aporta un Secretario Técnico, que funge como una especie de moderador; en este caso, Lorena Pulido, quien toma tal puesto, nos comentó acerca del Concejo: “no es un órgano rector, o sea, no toma decisiones, no es gobierno […] es un ente de organización entre las colonias”, es decir, que funciona más para compartir experiencias y dar sugerencias.

Después de hablar con los representantes de algunas colonias, les pedimos permiso para asistir a una de las juntas del Concejo con el fin de tener una visión más clara e imparcial de la discusión, así como de la relación entre los representantes. De lo poco que pudimos observar al inicio de dicha junta, los representantes no parecían congeniar entre sí, el ambiente se sentía problemático y poco cooperativo, y se veía que la discusión estaba sesgada hacia el lado que parecía estar más a favor de la iniciativa de Distrito Tec, ya que se le ponía menos atención a quienes, a lo que vimos, más la cuestionaban. También notamos que varios de los representantes mostraban opiniones predispuestas, como si a base de tiempo se hubieran creado bandos contrarios que, al momento de dialogar o argumentar, no pueden más que chocar entre sí.

Aunque el plan de Distrito Tec pretende incluir a todas las colonias aledañas (que en total son 24) al Concejo de Vecinos solamente se han unido 13, y por lo que los vecinos nos comentaron y por lo que nosotros pudimos observar, a las juntas van alrededor de 7 ú 8 representantes. Está claro que no se puede forzar al resto de las colonias a unirse al proyecto y que la decisión de querer buscar formas de mejorar el distrito reside en ellas. Sin embargo, también es necesario que se les insista más para aumentar la colaboración, y como mencionó un vecino “mientras vean los cambios, los otros se van a integrar”. Es responsabilidad de ambas partes que el diálogo fluya para que el progreso se vuelva más real y evidente.

Reflexiones de medio tiempo

A pesar de que nuestra investigación no ha concluido, con la información que hemos recopilado y con las opiniones que hemos conseguido, tanto de los vecinos como de los representantes de Distrito Tec, nos queda claro que es una cuestión que debe ser analizada desde todos sus lados y que debe ser del interés de toda la comunidad estudiantil e institucional. Es de nuestro especial interés que quienes viven en la zona se involucren en la discusión, ya no sólo con lo que Distrito Tec quiere proyectar, sino también con lo que los vecinos intentan comunicar (que no necesariamente son la misma cosa).

Creemos que lo que Distrito Tec requiere para lograr sus objetivos es, primero que nada, encontrar una mejor vía para poder comunicarse con los vecinos y llegar a acuerdos que beneficien a todas las partes. Se necesita derrumbar la idea de Distrito Tec como un proyecto integral exitoso (a pesar de los premios que se le han otorgado), porque, una vez que vives la experiencia con los vecinos, queda claro que Distrito Tec necesita poner más de su parte para que su imagen externa coincida con su funcionamiento interno. La relación entre vecinos y Distrito necesita restaurarse. Aún con lo poco que se ha hecho, todavía existe una desconfianza, que impide la integración de ambas partes y una buena colaboración; esto debido a varios malentendidos que se dieron en proyectos pasados (principalmente el de la rotonda): aires nuevos harían mucho bien.

Al terminar esta primera parte de la investigación, estamos dispuestos e interesados en escuchar y recibir toda la información disponible sobre el tema.

*Palabra tomada directamente del Programa Parcial de Desarrollo del Distrito Tec. Es una errata; en adelante utilizaremos concejo. 

4 comentarios

  1. Desde el inicio el ITESM orquestó un plan muy especifico para su beneficio y sus metas particulares, para lo que requiere de involucrar a los vecinos, realizandolo mediante frases incompletas, información parcial, avisos a medias, dejando al ciudadano o vecino se imagine y complete la información, dado que estos obran de buena fe, se imaginan cosas que no son reales o que no están en los planes del ITESM, traduciendo esto en engaños o timos y generando un consentimiento involuntario de dichos planes, cosa que de poco a poco, se continua maquinando el plan maestro del ITESM. Todo está basado en el Programa parcial de desarrollo urbano distrito Tec, que en su AVISO de consulta pública, muestra el primer gran engaño, diciendo en su tercer párrafo: “Que entra las principales propuestas, cambios y zonas afectadas, se encuentran las siguientes: se modifica el uso de suelo a habitacional unifamiliar en las colonias que presenten esa predominancia y se ajusten a las densidades de acuerdo a su situación real ( Colonias Primavera, Alta Vista, Roma, Estadio, Cerro de la Silla, entre otras)…..” esto es suficiente para que el ciudadano de su Vo.Bo. Si no se convence tiene otras palabras bonitas, “se propone la regeneración de vialidades importantes…… se propones estrategias para los espacios públicos…… se propones estrategias de control urbano…….y la creación de organismo público descentralizado que gestione inversiones para el mejoramiento del …”, la primera no se cumplió y el resto impacta negativamente en la mayoría los ciudadanos que actualmente viven en la zona, la última ni existe a la fecha.
    Esto solo es la punta del iceberg. Hay mucho, mucho mas

    Leopoldo Vázquez Villarreal
    Presidente de la mesa directiva del Fracc. Estadio
    lvazquezv@gmail.com
    whatsApp: 81-8259-4337

  2. No puedo creer que publiquen cosas con tan poco rigor. A ver, “: arreglar el alumbrado público, aumentar la seguridad en la zona, mejorar el aspecto visual de las calles (cables sueltos, basura tirada, etc.); las cuales contrastan con las acciones realizadas dentro del proyecto hasta ahora: pintar paredes, organizar eventos recreativos, reconstruir la rotonda, etc. ” LO PRIMERO QUE PLANTEAN ES RESPONSABILIDAD DEL GOBIERNO, NO DEL TEC. Que asco de nota, ¿donde quedó el NP con rigor periodístico?

  3. Hilda E. Treviño T on

    Los cambios son buenos pero hay que hacerlos cuidando todos los aspectos. Considero que ya es tiempo que dejen la VIALIDAD de la Col. Tecnológico en un solo sentido pues es mucho problema que cuatro vehículos circulen por calles angostas; por otra parte, ahora que están ampliando las BANQUETAS de Ave del Estado déjenlas para que también transiten por ellas las personas con discapacidad (silla ruedas, etc.)…..y que también sea de un solo sentido esta Avenida.

  4. Faltaría tocar los temas de los cambios de uso de suelo que el TEC está gestionando sin el consenso de las colonias vecinas, el plan de parquímetros a instalar en la zona para “financiar” el matto. de las “áreas comunes”, la “adquisición de propiedades” colindantes de las cuales nadie está rindiéndo cuentas, con el proyecto de la rotonda el TEC se adjudicó un buen pedazo de propiedad municipal y nadie lo menciona, las vialidades se están trastocando y diseñando en función de la seguridad y comodidad de la instutución pero no de las colonias aledañas a quienes se les afectan las entradas y las salidas sobre todo en horas pico, con dicho proyecto el flujo de vehículos estaría incrementando de manera despoporcionada y así como la necesidad de espacios para estacionamiento, ningún medio local está dando espacio a los vecinos en sus argumentos, que bien que uds. estén decidiendo dar foro a la otra versión de los hechos…

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.