Jueves, 15 de noviembre de 2018

Momento de dejar el ‘multitasking’

0

Querer hacer varias tareas a la vez suena como una buena idea cuando piensas en terminar todo lo antes posible. Pero sabes que no va a ser posible el acabarlas de la forma correcta. Descubre por qué debes dedicarte a una tarea a la vez.

Fuente: Blog de Phil Maffetone

Por Marcela Guevara (LMI) | 28 de enero 2018

El hacer multitasking se ha vuelto la forma más común de acabar con todas las tareas pendientes, pero la realidad es que no siempre es la mejor opción para aprender y terminarlas de forma satisfactoria. Si aún no te convence la idea de ir una por una, aquí hay cuatro razones para que te enfoques en una sola tarea.

  1. Tu cerebro trabajará de forma natural

El cerebro solo puede pensar una cosa a la vez, por lo que cuando haces varias cosas al mismo tiempo, no dejas que se enfoque en su totalidad. Aunque haya varios ejercicios que te ayuden a desarrollar el la habilidad de multitask, la verdad es que estás trabajando en contra del proceso natural, lo cual no es ideal para la productividad.

  1. Serás más productivo

Cuando haces varias tareas a la vez solo terminas un 50% de ellas a comparación de cuando te concentras en una, comenta el médico naturista James Rouse a CNN. Administras mejor tu tiempo y te sentirás más satisfecho.

  1. Procrastinarás menos

Al estar en varias cosas a la vez, te engañas en pensar que lo estás haciendo, pero en realidad prestas poca atención o haces otras cosas a la vez para evitar lidiar con tus tareas por completo. Al enfocarte en una sola ayudará a que dejes de procrastinar por las buenas.

  1. Cumplirás con las fechas límites

Deja de posponer las cosas, prestando toda tu atención a las prioridades. Esto puede ser un desafío, pero al mantenerte con una actitud positiva, es muy probable que llegues a cumplir con la entrega. Quita mayores distracciones y ponte en modo trabajo, lo lograrás sin fallas.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.