Más inclusión: la nueva apuesta del Tec

0

El 17 de enero del 2018, el portal oficial del Tec añadió a su apartado sobre diversidad e inclusión el Protocolo de Acoso que se empezó a trabajar a partir de la iniciativa ‘HeforShe’. Con este proceso se invita a pensar en torno al tema.

Fuente: Tecnológico de Monterrey

Por Galo Delgado (LRI) | 18 de enero de 2018

“No discriminamos por edad, origen étnico, nacionalidad, género, orientación sexual, estado civil, condición social, estado de salud, creencias religiosas, doctrina política ni discapacidad” es lo que aparece como principio para el Tecnológico de Monterrey en el reporte titulado DIVERSIDAD & INCLUSIÓN de la página oficial de la institución.

Como institución, el Tecnológico de Monterrey ha hecho una labor proactiva al intentar solucionar las coyunturas que han cuestionado sus prácticas en materia de inclusión. Sobre todo al buscar soluciones a nivel sistema, que no solo signifiquen un cambio en un campus en específico.

Como coyunturas se rescatan casos que van desde la controversial apertura del grupo AIRE en el 2014 hasta la necesidad de generar de protocolo de acoso debido a la acusación de algunas estudiantes de no tener un debido proceso a la hora de denunciar acoso en la institución.

“A través de la diversidad y la inclusión podemos impulsar la innovación, tanto de ideas e investigaciones, como de productos y servicios accesibles para todos. Solo así lograremos ser verdaderos agentes de cambio”, es lo que dice Salvador Alva, representante del Tec ante el consejo FEMSA.

La apuesta por la inclusión tiene finalidades, las cuales son especificadas en los portales del instituto. Por un lado, “lograr una cultura de respeto y libre de violencia de género que asegure un proceso transparente y colegiado que vele por la integridad de sus partes” por el otro, “innovar y emprender de mejor forma”.

La participación en redes por parte del rector emérito (2011-2017) David Noel Ramirez invita a pensar en torno al tema. (Fuente: David Noel Ramírez vía Twitter)

Estudiantes y profesores opinan

Al preguntar sobre el tema de diversidad e inclusión, la alumna de Ingeniería Biomédica en Campus Monterrey, Ana Pérez menciona que: “como institución lo fomenta, pero muy pocas veces lo pone en práctica como debería, el tema falla en los estudiantes y en la mayoría de los maestros”.

“Hoy escuché a unos tipos en el gym burlarse en voz alta de las personas transgénero”, comenta Luis de la Cruz, estudiante de Psicología en Campus Monterrey.

Por otra parte, en un testimonio dado a Nueva Prensa, la alumna Carolina Pretelín, de la carrera de Ingeniería Industrial en Campus Monterrey menciona: “Yo no conocía lo de Campus Accesible hasta que me lesione, no conocía el grupo LGBT+ hasta que lo vi en una feria de grupos estudiantiles. Existe pero no lo difunden”.

“Cuando fue Meditec, no nos dejaron repartir condones, el Tec dijo que no se puede porque promueve a los alumnos a tener sexo”, dijo una alumna involucrada en el stand de salud para la mujer de dicho evento. Prefirió permanecer como fuente anónima.

Después del caso Montes de acoso sexual en noviembre del 2017, la Decana de la Escuela de Educación y Humanidades del ITESM, Inés Saenz, escribió en su columna para el periódico Milenio: “Nos queda la educación. En serio. No hay otro camino. Es una tarea de todos: de las madres, de los padres, de las escuelas, de los mercadólogos, de los gurús de los medios. Debemos asumir la responsabilidad de educar con conciencia de género y poner en alto la dignidad de todas”.

Andrea García, estudiante de Relaciones Internacionales, opina de forma contrastante: “el marketing es un reflejo de tu empresa”. Después explica, “ahora, si hablamos de razas, o colores de piel y sus anuncios solo con gente blanca es otro problema, sí son bien especialitos para eso”.

“Mi marido por ser regiomontano no le han dado planta, aun con ECOAS -encuestas de alumnos- perfectas, él da clase de idiomas y solo porque no es nativo o da indicadores de internacionalización le niegan la oportunidad”, asegura una profesora del Campus Monterrey.

Testimonios contrastantes

“En un evento que se hizo en Morelia, donde participamos la mayoría de alumnos Líderes del Mañana (LDM), una persona que trabaja en el área administrativa se comportó de forma muy agresiva y discriminatoria con una compañera. Los que presenciamos no dijimos nada y nos quedamos callados […] justo después del evento me pregunté por qué no había dicho nada, no es por justificarme, pero aquí las cosas se manejan un poco o muy diferentes de como se maneja en Monterrey”, nos comparte Itzel Gaona, estudiante de Derecho en Campus Morelia.

Cabe mencionar que Líderes del Mañana, una beca del 100%, es el programa que se utiliza en el reporte de inclusión y diversidad como emblema y ejemplo de la Inclusión Socioeconómica en el Tec de Monterrey.

“Creo que es necesario estar preparado para saber qué hacer en estas situaciones, tanto cuando eres testigo, como cuando eres víctima, y siendo LDM al menos a nosotros nos han inculcado un poco la idea de que es mucho lo que le debemos al Tec, y que por lo mismo no debemos alzar la voz”, concluye.

Por otro lado, Daniel Naranjo, estudiante de Derecho de Campus Monterrey asegura que se tienen muchas áreas de oportunidad en cuanto al tema de inclusión.

Fuente: Daniel Naranjo vía Instagram

“Como una persona con discapacidad motriz, te puedo asegurar que el tec esta muy lejos, pero lejos, de ser inclusivo; cada semestre en ECOA mando comentarios, y nunca hacen caso ¿Sabes cuál es el problema? Que personas sin problemas motrices hacen cosas para inclusión de personas con discapacidad”, concluye Daniel.

Derechos humanos y estudiantes

Carolina García, presidenta del Capítulo estudiantil de Campus Monterrey de Promotores Universitarios de Derechos Humanos (PUDH), nos concedió una entrevista al respecto del tema de inclusión.

“Creo que los esfuerzos por crear un marco de tolerancia y respeto entre la población estudiantil están tanto por parte de los alumnos como la institución. Existen iniciativas por parte de grupos como AIRE, HeForShe, PUDH, Andar México, Abriendo Caminos, Equity, Campus Accesible, El Foro de Mujeres Líderes de México y el CAM mismo, entre otros, que buscan fomentar y educar la materia de derechos humanos a través de diversas actividades y han tenido muy buena respuesta”, expone.

“Si bien siguen habiendo casos en los que no se respetan los derechos humanos, creo que iniciativas como las que mencioné anteriormente encaminan a la institución a cumplir su meta de tener un campus que respeta, entiende y defiende la importancia de los derechos humanos”, concluyó.

Al respecto del nuevo protocolo de acoso, Colina contesta lo siguiente:  “creemos que es muy buen esfuerzo y definitivamente ayuda a que la población estudiantil no se sienta ignorada. Siempre es bueno contar con reglas claras para evitar todo acto de violencia de género y es muy importante que al interior de la universidad se tenga un mecanismo para analizar este tipo de casos y proteger en todo momento la dignidad de las personas”.

En la página tec.mx se resume toda la situación en un párrafo: “En nuestra comunidad Tec, la inclusión es una práctica de todos los días, solo así fortalecemos la diversidad que nos enriquece”.

Al final se invita a la comunidad, ya sean alumnos, egresados o colaboradores, a que se pongan en contacto a través del correo miinclusion@itesm.mx para que los proyectos o trabajos en torno a inclusión y diversidad que faltaron en el reporte del 2017 sean incluidos en el del recién iniciado año 2018.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.