Martes, 18 de junio de 2019

Los superalimentos no reemplazan las superdietas

0

En la actualidad la competencia en el mercado ha provocado la implementación de ideas publicitarias que permitan distinguir un producto entre los demás. Los superalimentos no han sido la excepción y se han vuelto parte de estas tendencias de mercado. 

superfood

Por: Sylvia Susana Valdez Mireles (MC)

Diseñados para captar la atención de los consumidores, los superalimentos poseen múltiples definiciones. A pesar de que tanto el precio como el sabor sean las constantes principales de popularidad entre los clientes, los superalimentos han seducido a ciertos grupos de mercado con promesas de bienestar a un costo aceptable.

No existe una definición oficial de superalimento, no obstante, se el término utiliza comúnmente para describir a un conjunto de alimentos que engloban diferentes características y propiedades.

En un principio, se utilizaba para definir a los alimentos funcionales; es decir, alimentos que poseen beneficios que promueven la salud o que evitan la enfermedad. Ejemplos de este tipo de alimento son jugos fortificados con hierro, condimentos con omega 3, entre otros.

Otra definición de un superalimento consiste en la que es usada en la jerga académica y científica. Esta describe a los superalimentos como comida que causa gran atractivo y es alta su densidad energética. Se entiende por esto alimentos confitados como dulces, barras energéticas, entre otros.

La definición más popular describe a los superalimentos como aquellos que son ricos en fitoquímicos. Estos son sustancias que se encuentran dentro de alimentos de origen vegetal los cuales atribuyen efectos positivos en la salud de quien los consume.

Sin embargo, las investigaciones en estas áreas aun no son concluyentes y se necesitan más estudios para poder realizar y garantizar que pueden emplear superalimentos para tratar o prevenir enfermedades específicas.

En el caso de algunos vegetales como lo son el brócoli, coles de Bruselas y la col, contienen compuestos conocidos como glucosinolatos. Cuando estos vegetales son masticados, cortados o rebanados se ha demostrado que liberan componentes asociados con actividad anti cancerígena.

A pesar de contar con multiples beneficios, una dieta saludable debe comprender la ingesta de pan, papas, cereales, fruta y verdura. Incluye además cantidades moderadas de productos lácteos, carnes y productos que contengan grasa y azúcar. No existe un solo alimento o producto que pueda proveer al cuerpo de todos los nutrientes que este necesita, por lo que la dieta no debe alterarse, sin importar que se estén consumiendo superalimentos.

Es importante resaltar, que por el hecho de ser considerado un superalimento significa que sea sano suplir los vegetales diarios recomendados en una dieta sana. Diariamente, deben ingerirse al menos 5 vegetales diferentes. Si llegase a consumir 5 veces el mismo superalimento puede arriesgarse a perderse de beneficios nutricionales provistos por otros vegetales.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.