Ligeramente perversa: relatos eróticos

0

*Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Nueva Prensa.

Por Jasleen D. (LMI)

Hola, mis queridos lectores. Hoy nos volvemos a encontrar luego de 15 días de ausencia; sé que me extrañaron. El tema del día de hoy es bastante claro. No dejé nada a la imaginación con el título, en primer lugar, porque no se me ocurría otro nombre y en segundo, porque consideré que era lo apropiado.

Me gusta iniciar mis columnas contándoles cómo surgió el tema y aquí les va la historia de esta. Una noche, recordando con cierta persona algunas de las cosas que hemos vivido, me imaginé todo un relato que describiría a la perfección lo que sucedió aquella noche de marzo. Cosa que me llevó a escribir un relato erótico y, por ende, esta columna.

No diré que no hice mi tarea de investigación antes de escribir esta columna. No solo me limité a leer relatos eróticos que, por cierto, antes no me había dado realmente la oportunidad de leer, sino que me dediqué a escribir algunos cuantos, unos muy reales otros no tanto; queda en ustedes averiguar cuáles son reales y cuales son simple fantasía (coméntenme si los quieren leer o si mejor me los guardo para mis fines perversos).

La verdad es que todos aquellos que hayamos ‘sexteado’ antes hemos escrito ya un relato erótico. Solo basta con describir con lujo de detalle lo que uno le quiere hacer a esa persona para que se convierta en un relato erótico, solo que los mantenemos privados.

Esta columna va especialmente para aquellas personas que les guste leer, ya que estaré hablando/recomendando/disfrutando de algunos libros que ofrecen literatura erótica, aprovechando que la FIL ahorita está en CINTERMEX y pueden conseguir varios de estos libros.

El primer libro que les recomendaré me lo comentó una amiga, se llama Las edades de Lulú que, por si se lo preguntan, se encuentra en la editorial Tusquets en la FIL, donde están los libros de Banana Yoshimoto y Haruki Murakami. Este libro habla sobre una niña de 15 años que se enamora/’crushea’ de un profesor de universidad con el cual empieza a y mantener relaciones sexuales furtivas y privadas; sin embargo, cuando cumple 30 años quiere experimentar con otras cosas, ya saben: tríos, travestis y más, lo común. Es un libro relativamente largo, pero recomendado. Vayan, vayan, que su versión de bolsillo es económica.

El segundo libro que les recomendaré no lo he leído yo; sin embargo, mucha gente me lo ha mencionado y no tardaré en leerlo, se los aseguro, el libro al que me refiero es Los 120 días de Sodoma de Marqués de Sade. Por lo que he sabido de este libro, en él se relatan todo tipo de relaciones sexuales, algunas incluso no tan placenteras y excitantes. Lo que puedo decir de este libro es que es un must de literatura erótica (no me maten por no haberlo leído aún).

El tercer libro a recomendar se llama Historia de O, un libro donde una fotógrafa parisina se somete a una fraternidad peculiar donde se convierte en objeto sexual, todo esto para impresionar a su maestro y amante. Por si la quieren leer, también se encuentra en editorial Tusquets. Bueno, de hecho, los tres libros recomendados se encuentran en esa editorial.

Si no son mucho de leer libros largos de ningún género, entonces pueden fácilmente ‘googlear’ relatos eróticos y echar a volar un poquito la imaginación, puede que hasta se inspiren un poco para futuros encuentros. Con esto me despido de ustedes, mis queridos lectores, hasta nuestro próximo encuentro.

Posdata: dicen que en las editoriales independientes que se encuentran por el área de comida hay libros de Kamasutra… dicen.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.