La realidad de los mitos sobre el suicidio

0

Te presentamos el lado realista de cinco mitos sobre el suicidio.

Fuente: www.google.com

Por Marcela Guevara (LMI)

El suicidio es un tema delicado del que no te atreves a hablar con comodidad pero que sin duda, crees en lo que la gente dice sobre el tema.

En México mueren al rededor de un millón de personas al año, donde se estiman 3 mil muertes y 20 intentos al día, según la INEGI. Por eso, el saber cómo actuar ante situaciones que se te presentan es importante para evitar que el número siga en aumento. 

  • Preguntarle a una persona si está pensando en suicidarse, puede incentivarlo a hacerlo.

Realidad: El preguntarle a tu familiar o amigo sobre sus pensamientos y emociones sobre la conducta suicida, aliviará su tensión. Es importante el mostrar una buena actitud de escucha y comprensión, ya que esto le mostrará que realmente te importa y deseas ayudarlo.

  • La persona que desea acabar con su vida, nunca lo hará.

Realidad: Cuando la persona ya tiene en mente este tipo de pensamientos, lo más probable es que hayan dejado algún tipo de indicios. Es recomendable que al oír este deseo se tome acción inmediata para prevenir que se lleve a cabo.

  •  La persona que se quiere suicidar no lo dice.

Realidad: Se estima que de cada diez personas que se suicidan, nueve expresan con anterioridad sus intenciones. Para captar las señales debes fijarte en su comportamiento, amenazas y gestos.

  • El suicido es un acto impulsivo y la mayoría de las personas no avisan.

Realidad: El suicidio rara vez es un acto repentino, casi siempre  tienden a planearlo con mucho tiempo de anticipación.

  • Solamente las personas con problemas graves se suicidan.

Realidad: Problemas menores también pueden ser los causantes, ya que no siempre lo que para unos parece sencillo, para otros es complicado.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.