La otra cara del Tec: una imponente biblioteca un tanto opacada

0

*Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Nueva Prensa.

Por Erick Gil (LIN)

Fuente: Distrito Tec

La nueva biblioteca de Campus Monterrey fue inaugurada el martes 22 de agosto del presente año. Colaboradores del Tec de Monterrey, alumnos y externos presenciaron la apertura oficial de las puertas de un recinto que lleva consigo un legado de más de 60 años de avances y sueños que muchas generaciones han trazado.

El Tecnológico de Monterrey decidió aceptar el reto de traer al campus un edificio donde no solo se vea plasmado el compromiso institucional de hacer uso de la tecnología y el conocimiento para encontrar respuestas a los retos del futuro, sin hacer a un lado el presente que se vive y lo valioso del pasado.

El diseño y la fachada del inmueble dan la posibilidad de ver panoramas nunca antes vistos y los seis niveles con espacios flexibles que permiten potencializar las alternativas de estudio. Estas son apenas algunas de las características que hacen del corazón de Campus Monterrey un área de oportunidad que todo alumno y usuario debería aprovechar al máximo en beneficio de su preparación académica.

No cabe duda de que los 17 300 metros cuadrados de construcción moderna y vanguardista causa un sentido de orgullo y pertenencia hacia el Tec. Al caminar por los pasillos y subir por las escaleras es una experiencia que desde la primera vez es capaz de asombrar a propios y extraños.  El edificio puede presumir que hoy alberga a más de 350 000 libros como acervo general y que tiene capacidad para concentrar a 2500 personas en su interior y hasta 200 en los espacios de exterior, e incluso dispone de un auditorio con aforo de 140 personas.

Todo esto es un claro ejemplo que las bibliotecas ya no están limitadas a ser fuentes de información y almacenes de libros, sino que el espacio que nos proporciona la institución es totalmente funcional para convertirse en un centro de intercambio de ideas y conocimiento impulsado por el avance tecnológico, donde los alumnos y usuarios colaboren de manera multidisciplinaria e innovadora. Sin embargo, sin dar lugar a la generalización, hay alumnos que con cierto tipo de actitudes frenan la posibilidad de tener un ambiente de aprendizaje dinámico que invite a la convivencia y colaboración a ir de la mano.

Son diferentes situaciones las que han llegado a opacar la magnitud del acervo arquitectónico que en sus pasillos y salas recibe a miles de alumnos día con día. Desde dejar la mochila en una sala de estudio para más de cuatro personas sin estar presente el dueño de la misma evitando su uso óptimo, ocupar algún sillón completo con las pertenencias con tal de que alguien más no se siente al lado, o bien introducir alimentos sin ser cuidadosos llegando a manchar los muebles, e incluso, entre otros hechos, que la nueva biblioteca y sus usuarios han presenciado en un sinfín de ocasiones.

Cada persona regula sus acciones y comportamiento al interior de un edificio como este, donde la convivencia y el ambiente apto para el aprendizaje deben estar por encima de cualquier otra cosa. La concientización y la reflexión son muy necesarias dentro del entorno estudiantil para no hacer de la biblioteca un lugar que pierda la esencia de la modernidad y responsabilidad compartida de todos los que pisan sus pasillos. La institución y su personal han hecho un gran esfuerzo para propiciar a través de unas instalaciones de primer mundo, herramientas y espacios cómodos que propicien la innovación y el intercambio de conocimiento entre alumnos, profesores y usuarios. Ahora es turno de aquellos usuarios y alumnos que no se han dado cuenta del valor real que se merece dar a una biblioteca con tantas facilidades, una biblioteca donde trabajan colaboradores del Tec y merecen ser respetados los espacios que todos los días nos ofrecen, un espacio que representa el compromiso por seguir con nuestros estudios en una sana y transparente convivencia.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.