Domingo, 21 de octubre de 2018

Intensidad de los huracanes y tifones aumenta debido al cambio climático

0

El aumento en el nivel del mar y en la temperatura del océano ha provocado que los fenómenos naturales como huracanes y tifones se vuelvan aún más peligrosos.

El Huracán Florence visto desde el espacio (Fuente: BBC)

Por Kevin Martínez (IBT) | 26 de septiembre de 2018

Una de las consecuencias menos discutidas del cambio climático es el aumento en la intensidad de fenómenos naturales como huracanes y ciclones; sin embargo, este es un problema que ya no se puede ignorar, pues solo promete intensificarse con el tiempo.

En el último mes, el Supertifón Mangkhut, el Huracán Florence y la depresión tropical 19-E provocaron muertes y daños significativos en Asia, Estados Unidos y México respectivamente. El cambio climático no causó estos sucesos meteorológicos de manera directa, pero sí los hizo más fuertes.

Según estudios y modelos meteorológicos, existen dos factores por los cuales los ciclones tropicales (también denominados huracanes o tifones) han aumentado su intensidad en los últimos años: el aumento del nivel del mar y el aumento en la temperatura de los océanos, ambos consecuencia del cambio climático.

El aumento del nivel del mar ha ocasionado que las marejadas que acompañan a los ciclones tropicales ocasionen más daño en las zonas costeras del planeta. Un estudio de la Fundación First Street determinó que un quinto de las más de 51 000 casas dañadas por el Huracán Florence no hubieran sido afectadas si el nivel del mar no se hubiera incrementado en los últimos años.

Se proyecta que en promedio el nivel del mar aumentará de 2 a 10 centímetros en el próximo siglo, por lo que se espera que los daños provocados por las inundaciones costeras se incrementen aún más en los próximos años.

Inundación provocada por el Huracán Florence en Carolina del Norte este mes (Fuente: Mashable)

El incremento en las temperaturas del océano produce también más humedad y calor en el aire; esto se traduce en ciclones tropicales con vientos más fuertes y una mayor cantidad de lluvia. Modelos meteorológicos han pronosticado que el aumento en las temperaturas de los océanos puede provocar un incremento de hasta 20% en las tasas de lluvia de tormentas y huracanes.

Este mes, la depresión tropical 19-E en el Golfo de California provocó intensas inundaciones en Sinaloa que ocasionaron la muerte de 4 personas, la pérdida de más de 15 000 hectáreas de cultivos agrícolas y la evacuación de más de 3000 personas de sus hogares.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, esta es la primera vez que se forma un ciclón tropical en esta región y fue debido al calentamiento global, ya que la superficie del mar registró una temperatura de 31°C, dos grados arriba del promedio para septiembre. Este aumento de temperatura provoca que pequeñas tormentas que se forman en el océano se conviertan en sistemas de mayor intensidad y tamaño.

Inundaciones provocadas por la depresión tropical 19-E en Sinaloa (Fuente: Animal Político)

El Supertifón Mangkhut—que provocó la muerte de más de 100 personas en Filipinas y China—, el Huracán Florence y la depresión tropical 19-E son solo tres ejemplos de fenómenos meteorológicos del último mes cuya intensidad ha incrementado debido al cambio climático.

El año pasado el Huracán Harvey causó las precipitaciones más altas en la historia de Estados Unidos y el Huracán María provocó más 3 mil muertes y casi 100 mil millones de dólares en daños en Puerto Rico. Estos fenómenos no son una advertencia de lo que está por venir, sino de lo que ya está aquí, y si no se toman medidas para revertir el daño causado al medio ambiente, la intensidad y capacidad destructiva de futuros fenómenos naturales seguirá aumentando.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.