Martes, 18 de junio de 2019

La Esquina del Patriota- Sócrates es mi héroe, parte 1

0

-Mauricio Alejandro Valdés Galván

Sócrates es mi héroe. Si hay algo que me gustaría hacer en esta vida es continuar con su labor de descubrimiento de la verdad y, más que nada, ayudar a que cada persona en el mundo encuentre su camino.

“A menos que los filósofos reinen en los Estados, o los que ahora son llamados reyes y gobernantes filosofen de modo genuino y adecuado, y que coincidan en una misma persona el poder político y la filosofía, no habrá, querido Glaucón, fin de los males para los Estados ni tampoco, creo, para el género humano”

Prendan la televisión. Ahora vuelvan a leer el texto anterior. Ahora prendan la televisión de nuevo. Ahora vuelvan a leer el texto. ¿Acaso tengo que seguir explicando?

Creo que todos ya conocemos o hemos escuchado el método socrático y el uso de dos cosas para encontrar una mejor vida: el cerebro y la pregunta porqué. ¿Por qué señor presidente? ¿Por qué me promete ser el presidente del trabajo? ¿Por qué me promete acabar con la corrupción? Las respuestas a estas preguntas –que probablemente saldrían después de que abriera estupefacto la boca y su cerebro viajara a la babilonia- son las que debería de vivir y comunicar. Esto asumiendo que en efecto sus neuronas pueden hacer las conexiones necesarias para articular pensamientos más sofisticados que las palabras guerra, corrupción o pobreza.

Me disculpo por atacar de esa manera a nuestro actual presidente, la verdad es que estoy satisfecho –más no contento o alegre– con su trabajo hasta ahora. Prefiero de presidente a un peloncito insípido que a alguien con un copetito coquetón tricolor inclinado a la derecha o, peor aún, un copetito canoso muy popular inclinado a la izquierda. Pero ese es plato de otra sopa.

Volviendo a Sócrates. Mientras que todos los filósofos de la naturaleza buscaban respuestas de nuestro mundo en las estrellas y se preguntaban si había una sola materia de la que provenía todo, Sócrates buscaba la manera en que debería de vivir el hombre. Las aportaciones de los “filósofos de la naturaleza” con el tiempo han sido reemplazadas y solo han servido para sentar bases de lo que ahora es la ciencia, mientras que las reflexiones de Sócrates –que se dan a conocer a través de Platón- todavía son vigentes y además sirvieron de base para discusiones futuras. ¿Increíble, no lo creen? Qué debates de hace alrededor de 2400 años sean vigentes hoy en día. De hecho Rob Riemen incluye a las conversaciones entre Sócrates y Platón como “conversaciones atemporales sobre temas urgentes”, para mí no podrían ser más atinadas esas palabras.

¿No me creen? ¿Dudan todavía de la validez de mis palabras y las de Sócrates? Prendan la televisión, obsérvenla y cuestionen su contenido con solo una pregunta: ¿Por qué?

¿Qué tiene que ver esto con nuestro país? Todo. Y con el mundo también. Es mucho mejor ejercicio cuestionar nuestra realidad que memorizarla y recitarla. Termino con un fragmento de Platón, hablando de Sócrates.

!Eutidemo! A pesar de su juventud había leído y, según él creía, aprendido tanto, que abrigaba la sincera convicción de estar ya preparado para gobernar la ciudad. Entonces tú le formulaste dos preguntas: “Aun habiendo leído todos los textos del mundo, si no te conoces a ti mismo, ¿qué es lo que sabes? Y aun poseyendo toda la erudición del mundo, si no conoces a la gente, ¿qué puedes hacer?”

Nos vemos en una semana.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.