La economía mexicana se contrae 0.2% durante el tercer trimestre

0

Según cálculos preliminares del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) el PIB registró una caída durante el tercer trimestre en términos reales con respecto al segundo trimestre de 2017.

Fuente: Google Sites

Por Arnulfo E. Zaldivar Ruenes (LEC)

Cada trimestre, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía presenta los resultados de la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto. Esta contiene todos los aspectos con los cuales la entidad calcula oficialmente el crecimiento de la economía. Cubre las actividades primarias, secundarias y terciarias a nivel nacional. A través de esta medición podemos suponer cómo vamos como economía, cuáles son las áreas de oportunidad así como las fortalezas y zonas de mayor desarrollo dentro de una zona política delimitada.

Según el INEGI “el producto interno bruto trimestral ofrece, en el corto plazo, una visión oportuna, completa y coherente de la evolución de las actividades económicas del país, proporcionando información oportuna y actualizada, para apoyar la toma de decisiones”. Es por ello que el estudio del crecimiento económico a corto plazo está dividido cada tres meses, siendo que en un año se tienen los resultados de cuatro trimestres, durante los cuales gradualmente se van presentando los resultados de este análisis.

Como ya se mencionó anteriormente, el cálculo involucra a todas las actividades dentro del país. Siendo que este trimestre (julio-septiembre), la economía mexicana sufrió una caída de 0.2% con respecto al trimestres pasado (abril-junio); es decir, varios de los sectores vieron una reducción considerable en su producción y eficiencia. De confirmarse, esta sería la primera contracción trimestral de la economía mexicana desde el periodo abril-junio de 2013. Por primera vez en cuatro años, la economía se habría reducido en un periodo trimestral.

Analizando este reporte por sectores, vamos a encontrar que las actividades que más se vieron afectadas son las secundarias (las industrias) que bajaron 0.5%, los segundos más afectados fueron las actividades terciarias, que involucran a los servicios,  estos retrocedieron un  0.1%. Cabe destacar que, por otro lado, las primarias o agrícolas son las únicas que vieron una subida que fue de  0.5%, según datos desestacionalizados del INEGI.

El reporte de la institución también cuenta con una comparación de este crecimiento con el mismo trimestre del año pasado,  que comprende de los meses de julio a septiembre pero del año 2016, y podemos encontrar que hubo un crecimiento de 1.7%.  En esta cuestión, las actividades secundarias cayeron 0.5%, mientras las terciarias avanzaron 2.5% y las primarias 0.8%, detalló el instituto.

Recordamos que México fue azotado por dos sismos en septiembre pasado, el primero el día 7 y el segundo el 19 en la conmemoración número 32 del aquél otro famoso terremoto que también sacudió gran parte del territorio nacional. El recuento de los daños oficial señala que más de 12 millones de personas a nivel nacional fueron afectadas. Fallecieron aproximadamente 471 personas, de las cuales más de la mitad sucedieron en la capital mexicana. Esta situación también pudo haber afectado de manera considerable la economía nacional debido al paro de labores.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público proyectó, hasta mediados de este año, un crecimiento de entre 1.5 y 2.5%. Incluso, recientemente el Secretario de Hacienda José Antonio Meade, estimó un crecimiento aún mayor llegando a entre 2 y 3%. Y, a pesar de estas recientes situaciones, no han modificado su predicción de crecimiento anual. Meade descartó que esta situación tuviera impacto alguno en la economía nacional así como en la inflación, argumentó que el daño económico de los dos temblores, calculado en 37 500 millones de pesos, puede ver algún efecto pero que se tienen los recursos y elementos suficientes para hacer frente a la reconstrucción, y a la vez mantener el equilibrio fiscal.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.