Interpersonal: nuestra relación con lo abstracto

0

*Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Nueva Prensa.

Por Galo Delgado (LRI)

En agosto de 2015 fueron las clases de Antropología Social y Sociología las que me invitaron a construir esta línea de ideas, pensamientos y reflexiones. ¿Qué es un antro? ¿qué es cultura? ¿qué soy? ¿quién soy? ¿qué somos? Estas son algunas de las preguntas provocadoras y tentadoras por naturaleza presentes en la filosofía de estas ciencias. De pronto, al pasar por la afinidad de esta forma de estudio, las personas se volvieron muy interesantes, incluso las personas extrañas, la gente que pasaba enseguida de mí en el metro, en la cafetería y en el parque. Definitivamente estas ciencias comenzaron una maldición, al hacerme sentir extranjero en todas partes, percibiendo las líneas que nos unen en mente, cuerpo y alma, pero sin lograr seguirles el paso.  Nos encontramos atrapados en una eterna etnografía desde nuestro nacimiento y no nos damos cuenta.

De este acercamiento llegué a una pregunta crucial para lo que se convertiría en mi vocación, mi profesión y el desarrollo de mi curiosidad intelectual: ¿en dónde estamos cuando nos relacionamos? Esta es la pregunta con la que empiezo a construir esto que será una tendencia en mis escritos durante las próximas semanas. Un viaje ligero, sin mucho equipaje, al que nos adentraremos para intentar desmenuzar esta idea de encontrarnos en una eterna relación con el otro.

Para poder iniciar tendríamos que preguntarnos ¿qué es una relación? una cuestión en la que se esconden distintas aproximaciones; desde positivas (científicamente hablando), comprensibles y entendibles. Desde el mundo positivo nos encontramos con una serie de relaciones explicadas desde el entendimiento científico, donde podemos relacionar vértices, axiomas, puntos críticos y hasta fenómenos sociales o físicos. Desde otra trinchera, como la humanista, también podemos ver esos mismos fenómenos sociales, pero la diferencia recae en una cuestión de comprensión más que de entendimiento. Existen las relaciones sexuales y las amorosas; cosas que no podemos a veces ni siquiera explicar, a pesar de que existen tantas personas que las experimentan diariamente y que han intentado explicarlas desde distintos enfoques y teorías.

Entonces ¿cómo podemos entender qué es una relación? Según Miguel Ángel Rendón Rojas, doctor en Filosofía y profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cada sociedad instituye sus esquemas para interpretar los símbolos con base en las relaciones que el ser humano establece con la naturaleza y con otros seres humanos en el proceso de producción material, espiritual y biológico. Esto nos da apertura para encontrar las premisas posibles en donde comenzamos a introducirnos en el mundo de las relaciones. Primero en lo objetivo, después en lo subjetivo, y luego en la síntesis de lo que encontraremos en el camino.

Por ejemplo, podemos encontrar distintas premisas del debate social actual en las ideas de pensadoras como Simone de Beauvoir, Gayatri Spivak y Hannah Arendt, con discursos en donde esta relación con el otro es fundamental para intentar llegar a una especie de consenso entre el ser y el deber ser. Hablamos de temas como la posverdad, la construcción de nuevos feminismos, la hipermodernidad, religión, sexualidades, amor, intolerancia y la temida ultraviolencia de Anthony Burgess. Tomemos como ejemplo en el corazón de este escrito temas tan específicos como la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN); una evidente complejidad la que lleva a la relación entre tres instituciones macroeconómicas como lo son los Estados-nación. Reunidas una vez más para establecer nuevas reglas dentro de una relación que existe en distintos niveles, tanto diplomática, económica, geográfica, social e interpersonalmente, porque no podemos olvidar que las relaciones, a pesar de que son objetivas, también son subjetivas.

¿Qué resultará de explorar estos acercamientos a las relaciones? Espero encontremos juntxs en esta relación que pretendo iniciar con ustedes una explicación a esta dinámica y una aclaración a la importancia de visualizarnos como diferentes; sobre todo en un mundo en el que la tecnología nos permite enmarcar estas diferencias y que nos invita a explorar nuestro ADN, nuestra introspectiva, y nuestra propia individualidad.

Referencias y lecturas recomendadas

Residente – Somos Anormales
Arendt, H (1993). La condición humana. Barcelona: Paidós
Burgess, A. (1962). A Clockwork Orange. W. W. Norton & Co Ltd.
de Beauvoir, S. (2012). The Second Sex. Vintage
Rendón Rojas, M. Á. (2005). Relation between the concepts of information, knowledge and value: their similarities and differences. Ciência da Informação, 34(2), 52-61
Spivak, G. C. (1988). Can the Subaltern Speak? Reflections on the History of an Idea, 21-78

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.