Inflación cierra en el nivel más alto en 17 años

0

La semana pasada, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) oficializó las cifras de la tasa de inflación mexicana en el pasado 2017. El dato indica que los precios crecieron alrededor de un 6.77%, el ritmo más alto en los últimos 17 años.

En los últimos 15 años la inflación ha acumulado un aumento de 68%, y de acuerdo con ‘El Economista’ desde el TLCAN un 610%. Fuente: INEGI

Por Arnulfo E. Zaldivar Ruenes (LEC) | 16 de enero de 2018

La inflación es un aumento generalizado y sostenido de los precios existentes en el mercado, en este caso el mexicano. Dicho aumento es calculado desde el 2011 por el INEGI, que es un organismo público y autónomo encargado de las estadísticas generales a nivel nacional.

En orden para calcular la tasa de inflación en México se utilizan los Índices Nacionales de Precios (INP) que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía: “son indicadores económicos que miden las variaciones de precios a través del tiempo en los bienes y servicios que se consumen en los hogares, así como de los que se producen en el país. Estos índices son utilizados para medir la inflación, como un proceso generalizado y sostenido en el aumento de precios”.

Uno de estos índices es el INPC (Índice Nacional de Precios al Consumidor), y es el valor estimable más cercano para poder comparar el costo de bienes o servicios en las familias mexicanas. Por lo cual es reportado y puede ser corroborado quincenalmente, mensualmente, trimestralmente, semestralmente y anualmente. Este es el costo de una familia promedio en México incluyendo cierta cantidad de productos y servicios de manera estadística.

Según Julio Santaella, presidente del INEGI, el 2017 fue uno de los años en los que más se ha visto afectado el poder adquisitivo de las familias mexicanas, es decir, hoy una familia promedio puede comprar 6.77% menos de lo que podía comprar durante las mismas fechas del 2016.

¿Qué lo provocó?

Realizando un poco de análisis, recordamos que son varios los bienes dentro de la ecuación para obtener el resultado, y observando los mismos se puede notar que algunos de los bienes que más ascendieron en precio fueron: los alimentos y bebidas no alcohólicas que aumentaron en un 8.3%, siendo que las frutas y verduras ahora son 18.6% más caras, por otro lado, los bienes relacionados con el transporte ahora son 11.8% mayores en valor.

Gran parte de la responsabilidad de este aumento generalizado de los precios, recae en el aumento de los combustibles que generan una ola de alzas en el valor debido a lo caro que resulta su transporte, aunque a palabras del director, no es la única causante de este efecto.

Por último, es prudente recordar que ahora existirá una nueva base de Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), que a partir del 23 agosto del presente año se dará a conocer públicamente. Por lo que se espera que cada vez sea más confiable para saber la realidad de las familias mexicanas.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.