Lunes, 22 de octubre de 2018

‘Hylas y las Ninfas’: de vuelta en exhibición

0

Tras una semana de ausencia, ‘Hylas y las Ninfas’, la famosa pintura prerrafaelista, ha vuelto a las paredes de la Manchester Art Gallery.

Fuente: Manchester Art Gallery

Por Ricardo Nieto (IFI) | 7 de febrero de 2018

El pasado 29 de enero, como parte de un experimento social para provocar un debate sobre la sexualidad en el arte, la pintura Hylas y las ninfas de John William Waterhouse fue removida de su sala en la Manchester Art Gallery (MAG). Ahora, una semana después, ante una respuesta polarizada y constantes peticiones por su devolución, el óleo ha regresado a la exhibición.

Waterhouse (1849-1917) fue un pintor inglés asociado con el movimiento prerrafaelista y es famoso por sus representaciones pictóricas de la mujer en la mitología griega. En 1896 pintó la que sería una de sus obras más icónicas, Hylas y las ninfas, una rendición de la historia del argonauta que fue abducido por las ninfas de la fuente Pegea para nunca volver.

La artista contemporánea Sonia Boyce, en colaboración con los curadores del museo, propuso la remoción del cuadro como parte de un proyecto que presentará el próximo marzo. El comunicado especial del museo planteaba la pregunta de cómo podían encontrarse mensajes más cercanos a la realidad actual en el arte cuando este reflejaba valores de épocas disonantes con las tendencias de la actualidad. Además, durante su ausencia se instó a los visitantes a que pegaran notas con sus opiniones sobre el acto y se instalaron cámaras para grabar sus reacciones como parte de la exposición de Boyce.

Fuente: The Guardian

El experimento ha resultado en opiniones encontradas. Mientras que algunos lo ven como un movimiento acorde al clima político internacional y un guiño a tendencias como MeToo y Time’s Up, otros encuentran el acto excesivo y con dejos de censura. Liz Prettejohn, excuradora de la exhibición de Waterhouse, afirmó que el ocultar una obra destruía cualquier intento de debate en vez de propiciarlo. De la misma manera, el artista Michael Browne se mostró descontento con la imposición de opiniones sobre el contexto del cuadro y vio su remoción como parte de una tendencia peligrosa al abandono de piezas clásicas en favor del arte del momento.

Clare Gannaway, coordinadora de arte contemporáneo de la MAG, ha declarado que la intención no es negar la existencia de obras específicas y afirma que este tipo de eventos debieron haberse empezado desde hace mucho tiempo. La curadora considera que la sala en que se presenta la obra, En busca de la belleza, y su abundante colección de desnudos presentan a la mujer de forma impúdica y cosificada, y que es motivo de vergüenza el que no se haya tocado el tema antes.

Boyce, por su parte, ha llamado al experimento “arte en acción” en un artículo publicado por The Guardian en el que defiende este acto como un medio para acercar a más personas al proceso de curación y las connotaciones de las exhibiciones en el diálogo público. “Creo que es importante escuchar diferentes posturas en cualquier discusión sobre el arte,” afirma la artista, denunciando las acusaciones de censura como superficiales ante la complejidad del debate.

A pesar de la polémica generada, el museo se ha mostrado contento con el resultado, reconociendo la “fantástica” participación tanto de los visitantes como de los participantes en línea y planteando la posibilidad de eventos afines en futuro para ahondar en los temas tratados.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.