Miércoles, 19 de junio de 2019

Hoyo en uno. ¡Agárrense!

0

Por : Jesús Valencia.

Estoy muy seguro que ahora la gente esta feliz debido a que regresa el futbol mexicano a nuestros hogares, estadios y ciudades, pues si, sin embargo una gran fanaticada de los otros deportes no se encuentran del todo contentos.

Ayer en los noticieros deportivos se rumoraba de ya por fin un acuerdo entre dueños y jugadores de la NFL entre los cuales los problemas monetsarios se resolverían,  sin embargo, al parecer  los “estrellas en el campo” van a revisar los detalles del nuevo contrato colectivo que puede llegar a tardar hasta mañana, el fin de semana se iniciarían los campos de entrenamiento, para agosto se jugaría el partido del “Salón de la Fama”, y en septiembre daría inicio la liga.

Un caso similar existe en la NBA, donde de llevarse a cabo un paro patronal, la liga sería suspendida. Ahora todo esto es algo extraño para el título de la columna, pues si, hasta que veamos a jugadores como Kobe Bryant, el mejor jugador de basketball del mundo mudarse a  la liga turca, así es, donde representantes del jugador están en platicas con el equipo Beksitas turco para la contratación del jugador de los Lakers de los Ángeles, en donde  si se lleva a cabo podría llevar a la suspensión varios estelares  que emigrarían a las ligas europeas.

Si bien el futbol es uno de los deportes que más dinero genera en México, no lo es en los Estados Unidos, donde se vive una gran crisis económica y que ha de repercutir en las demás ligas donde se ha rumorado que si los paros continúan, esto también llegaría hacia la MLB (Major Baseball League), en donde se daría la misma situación al finalizar la campaña.

Hay dos cosas que hacer el fin de semana disfrutar la liga mexicana y orar por que el deporte de los  Estados Unidos mantenga su nivel.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.