Hebras de paz: cultura legislativa

0

*Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Nueva Prensa.

Por Galo Delgado (LRI) | 5 de marzo de 2018 

Para la realización de la columna de esta semana decidí enfocarme en el tema de participación ciudadana. Para ello me di a la tarea de buscar integrantes de la comunidad Tec que fueran activos en dicha dinámica. En mi búsqueda encontré a Frida Rivera, una estudiante de segundo semestre de la carrera de Licenciatura en Derecho quien en su aún corto paso por la institución coordina una plataforma emanada desde la sociedad civil llamada Curul 43.  “Lo que queremos es promover la cultura legislativa”, menciona Frida Rivera.

La razón por la que decidí entrevistar a Frida de entre otras personas es justamente por su carácter crítico ante las realidades aparentes; considero a Frida una agente de cambio por el simple hecho de generar opiniones informadas y con ello gestionar un cambio positivo a lo que ella misma considera áreas de oportunidad en la comunidad, no solo del Tec sino nacional.

“La desconfianza genera desinterés, es por eso que desde Curul invitamos a estudiantes a participar en las dinámicas del Congreso”, expone Rivera. Este proyecto nace de la propuesta de Redes Quinto Poder, “una organización de la sociedad civil que IDEA: Identifica, Denuncia y Actúa”, así se autodefinen.

Redes Quinto Poder IDEA fue la primera organización de la sociedad civil en el país en suscribir el mecanismo de participación ciudadana con Parlamento Abierto con la LXXIV Legislatura del Congreso de Nuevo León y participó en el primer ejercicio de Gobierno Abierto del estado de N.L. junto a otras ONGs y los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Desde Curul se invita a las y los estudiantes a participar en las dinámicas de toma de decisiones en el Congreso del Estado de Nuevo León, ahí con los legisladores que toman las decisiones importantes, “estar ahí cambia tu perspectiva”, expone Rivera.

“Lo que menos me agrada del Tec a decir verdad es, lamentablemente, la gente. Siento que el status socioeconómico que tiene la mayor parte del Tec hace que sean más cerrados” – Frida Rivera.

Al preguntar con respecto a cuáles son los esfuerzos para cambiar esta percepción de lo que muchas personas llaman “alumno Tec”, Frida compartió como precedente: “De la comunidad Tec no hemos tenido la respuesta que esperábamos, hemos tenido participantes más activos de la Facultad de C.P. de la UANL […] El alumno promedio del Tec no tiene interés en saber sobre sus servidores públicos”. A su vez, agregó que se han hecho esfuerzos por involucrar al Departamento de Derecho y a la Sociedad de Alumnos de la carrera, sin embargo, la respuesta sigue sin ser buena.

“Considero que sería importante crear una Sociedad de Alumnos encargada de promover la participación ciudadana, a quienes se les apoyará con enlaces de Asociaciones Civiles que tienen ese mismo objetivo, así como con el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial. De esta manera los y las estudiantes interesadxs en participar dentro de la sociedad tendrían las herramientas necesarias para crear una campaña mediática de concientización, que incluiría la máxima difusión de los talleres de acceso a la información impartidos por Redes Quinto Poder”, propone.

Entre planes e ideas que van desde brindar asesoría al H. Congreso del Estado de Nuevo León y propuestas de política pública desde el alumnado hasta garantizar la igualdad de género y promover desde el Tec los estudios sobre la violencia de género en todos los niveles de la institución, le realice la siguiente pregunta a Frida: ¿qué acciones tomarías si fueras presidenta del Consejo del Tecnológico de Monterrey?

A lo que ella contestó: “Considero que hay temas muy importantes que se deberían de poner sobre la mesa entre el alumnado”, con lo que agregamos también el tema del rol de la mujer en el Tec de Monterrey, “concientizar a las personas que no creen que la sociedad machista existe […] se les brindarían testimonios e información para que puedan conocer cómo ha afectado y afecta en el desarrollo académico, deportivo, profesional, etc. También sería necesario un conservatorio para hablar sobre el feminismo, en el que se buscaría que mediante el diálogo, se logren eliminar los mitos que se tienen del mismo”. Con estas palabras, Frida comenta la inquietante situación que se vive dentro de los espacios educativos del país.

Para concluir, pone sobre la mesa algo que la inquieta desde su entrada al Tec de Monterrey: “¿Y el referéndum entonces no fue vinculante?”, hablando de los esfuerzos realizados por saber si el alumno Tec quiere o no una figura de Reina en su Campus.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.