Entrevista a Antonio Malpica, autor de la saga ‘El libro de los héroes’

0

En entrevista exclusiva con ‘Nueva Prensa’, Antonio Malpica habló de su nuevo libro, de la importancia de la literatura infantil y de la afinidad que los seres humanos tenemos por el terror.

Foto tomada por el autor

Por Kevin Martínez (IBT)

Antonio Malpica es uno de los escritores contemporáneos más exitosos de México, en parte gracias a su saga juvenil de terror El libro de los héroes, que sigue las aventuras de Sergio Mendhoza, un mediador de héroes y demonios.

El sábado 14 de octubre el autor asistió a la Feria Internacional del Libro Monterrey para presentar Principio y fin, el quinto y último libro de la saga. Pero antes, nos concedió una entrevista en donde habló de cómo empezó esta saga, de qué es lo que nos atrae al terror y de la importancia de empezar a leer desde niños.

Tu obra literaria es bastante extensa y diversa, has escrito de todo. ¿Qué diferencias dirías que existen entre escribir literatura para niños, para adolescentes y para adultos?

Los lectores. Es de pronto difícil decirlo por el libro per se, yo soy defensor de una definición que por ahí anda circulando que dice que la literatura infantil es aquella de la que los niños se apropian, la que los niños hacen suya. La literatura juvenil sería aquella que los jóvenes hacen suya y la literatura adulta vendría siendo la literatura general, sin grandes calificativos.

Yo creo que lo que nosotros hacemos al escribir literatura para niños es apostarle a que los propios lectores se identifiquen con nuestras letras y las adopten. Por ejemplo, hay libros que se convirtieron en juveniles sin haber sido pensados de esa manera. Entonces creo que así es como puedes hacer la distinción. Yo digo que escribo para niños y jóvenes porque ellos son los que me leen.

Una saga juvenil de terror no es muy común, y menos aquí en México, ¿qué te llevó a escribir El libro de los héroes? ¿Cómo nació esta idea?

Pues un poco forzado. Me aventaron a la alberca sin saber nadar porque Océano me pidió un libro de terror. Yo no suelo trabajar por encargo, pero si siento que puedo encariñarme con el proyecto lo hago. En este caso me invitaron a la colección El lado oscuro para escribir un libro de terror para chavos.

Yo creo que, básicamente, para mí fue como volver a mis orígenes porque a mí me gustaba mucho el terror desde niño. Pero cuando empecé a escribir nunca se me ocurrió escribir algo de terror, tal vez por el respeto que le tengo al género. Pero a raíz de la invitación se me antojó y lo hice.

Yo me propuse espantar y, más o menos, hice lo que siempre hago en mis libros para niños y jóvenes pero con el ingrediente extra del terror, algo que afortunadamente ha funcionado. Desde el principio yo tenía la gran duda de si estaba siendo demasiado terrorífico o muy poco, pero afortunadamente tuve buenas guías y así fue como nació Siete esqueletos decapitados [primer libro de la saga].

Está de más mencionar que a esta serie le ha ido muy bien, ha sido muy bien recibida por el público. ¿Qué crees que sea lo que nos atrae, desde jóvenes, al misterio y el terror?

Yo creo que la adrenalina. El gusto por la adrenalina y la emoción. Sabes que te puedes espantar de una manera inofensiva. Yo siempre he hecho la comparación de la literatura y el cine de terror con las casas de espantos. Te diviertes porque te saltan los monstruos, pero tú sabes que estás a salvo y participas en el juego. Lo mismo pasa con la literatura y el cine. Tú sabes que lo que estás leyendo es ficticio pero te sumas al juego.

Yo creo que a los jóvenes y a los niños les gustan las emociones fuertes, como subirse al carrito de la feria. Y lo mismo pasa con el terror, te sumas porque te hace sentir cosas que muchas otros libros o películas no te hacen sentir.

¿Cómo te sientes con este último libro? ¿Lograste todo lo que querías con esta saga?

Sí, la verdad sí. Literariamente hablando sí, ya no sé si al final en el gusto del lector voy a cumplir, pero sí te podría decir que al final quedé muy contento. Cuando lo terminé estaba seguro de que sí había metido en él todo lo que necesitaba meter, todo el empeño, todo el cariño, toda la calidad de la que era capaz ahí está.

Y mis editores me lo confirmaron. No me peleé con ninguno, fue una novela que fue muy bien recibida por los editores en Océano. Así que por mí parte yo digo que sí, ahora solo falta ver qué dice el público.

¿Qué tan importante crees que sea que las personas empiecen a leer literatura desde jóvenes?

Mucho. Desde jóvenes, desde niños porque yo sí estoy convencido de que la lectura te transforma, no me atrevo a decir en qué forma ni afirmar que te hace mejor persona, pero sí siento que el proceso mental y emocional que se activa con la lectura es sui generis, es propio de la literatura. Ni el teatro ni el cine ni los videojuegos lo consiguen de la misma manera. Cualquier persona, desde más chico empiece a leer, mucho mejor.

¿Cuáles crees que son las dificultades que existen para los niños a la hora de entrar al mundo de la literatura?

Yo creo que la principal es no tener la literatura al alcance, porque a veces no es culpa de ellos, no cae en sus manos. En los hogares mexicanos el libro no es un objeto cotidiano y no le puedes decir a un niño “¿por qué no lees?” si no tiene libros a su alcance.

Y si tienes el acceso a libros creo que el segundo obstáculo es que tu papá y tu mamá no sean lectores, que no sea una actividad a la que se le rinda culto en tu casa. Obviamente los libros tienen la batalla perdida si en tu casa nunca nadie abre un libro pero siempre tienen prendida la televisión.

Finalmente, ¿ahora qué sigue para Toño Malpica? ¿Qué proyectos nuevos tienes en puerta?

Ahorita estoy escribiendo, como siempre. Casi siempre son novelas unitarias, historias que se me ocurren y que funcionan por sí solas. Pero la sensación de pérdida ahora que dejo ir la saga es fuerte. Fueron diez años de estar en lo mismo, de tener a los mismos personajes conmigo todo el tiempo. Decirles adiós no es fácil.

Pero tener una empresa de este tipo también es sumamente agotador. En mi caso, no continuaría con estos muchachos, con Sergio, con Brianda y con Job, pero a lo mejor, eventualmente, sí me voy a aventar de cabeza en algo similar. Y probablemente lo voy a lamentar, pero también lo voy a disfrutar, así como disfruté enormemente la escritura de esta saga.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.