Viernes, 19 de julio de 2019

El presupuesto ruso: Un intento para mantener el apoyo público

0

El nuevo presupuesto de Rusia, presentado en el Duma, refleja la gran problemática de la economía rusa.

Por Héctor Hernández (LEC)

NBC News

Fuente: NBC News

Durante las siguientes tres rondas de votaciones en la cámara baja del parlamento ruso se discutirá el nuevo presupuesto que Rusia tendrá para 2015. Luego de la votación se pasará a la firma del Presidente Vladimir Putin, para que se autorice como ley.

En el nuevo presupuesto presentado se zanjaron los previos programas de gasto gubernamental que equivalen a alrededor de 700 millones de rublos (17.8 billones de dólares). El Banco Mundial ha cortado las previsiones de crecimiento económico de Rusia a 0.3% para el 2015 y 0.4% para el 2016. El pobre desempeño en crecimiento económico que ha tenido Rusia en los últimos años ha causado una disminución en la recaudación de impuestos por lo que se espera la promulgación de impuestos sobre el tabaco y el alcohol.

En cuestiones monetarias, el rublo ha perdido 20% de su valor frente al dólar desde Octubre del 2013. Esto ha causado que surgan rumores sobre una política del Banco Central Ruso para restringir las salidas de capital del país, que tan solo en el primer cuatrimestre de este año fue de más de 50 millones de dólares.

A pesar de la austeridad económica, ciertos grupos se han visto beneficiados. Putin es uno de ellos ya que espera que haya un repunte de popularidad en los diferentes estratos sociales para asegurar varios sectores electorales de la población. Con el dinero ahorrado Putin espera crear un nuevo programa de gasto gubernamental social que, por ejemplo, aumente los salarios del sector público. El área de defensa también se verá beneficiada con un aumento esperado del 20%. Esto forma parte de un programa estratégico de modernización del ejército ruso, que tiene poco que ver con el conflicto ucraniano, y más que ver con el hecho de que la infraestructura de defensa rusa es formada en gran parte por los restos de la época socialista del país.

El nuevo presupuesto trae a cuestión la situación del petróleo. Se espera usar la venta de crudo para balancear el gasto del presupuesto, sin embargo para que eso se logre el precio por barril debería subir a 105 dólares. Actualmente el precio promedio es de 95 dólares por barril, mismo que ha decaído un 10% desde mayo. Generalmente que el precio por barril esté por debajo de lo esperado es algo a considerar, pero en este caso debido al debilitamiento del rublo la dependencia en la venta de crudo ha aumentado. El Kremlin realmente esta esperando precios por barril de 100 dólares, pero varios analistas especulan que por lo menos en otros 9 meses no se llegará a ese precio.

Otras predicciones inusuales del gobierno ruso incluyen: un crecimiento económico de 1.2%, que, como ya demostró el Banco Mundial, no superará el 0.3% en 2015, y la predicción de una tasa de inflación del 5%, ante expectativas de una de que esta aumente a 7.6% debido a las presiones europeas y estadounidenses para obligar a Rusia a salir de Ucrania.

Este nuevo presupuesto no es sino es sino un intento desesperado por mantener el apoyo público y la actual fuerza de mercado ruso sin que se desplome por las sanciones recibidas.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.