El ‘outlier’ más valioso

0

Si en estadística los ‘outliers’ no son deseables, ¿cómo podrían serlo en la vida real? En ocasiones estos contribuyen a la sociedad más de lo que se puede sospechar.

Fuente: El Financiero

Por Jaime Roche (LEC)

Cuando hablamos de outliers (en español, “datos atípicos”), hablamos de datos que siguen un comportamiento totalmente distinto al seguido por las demás datos de su tipo, y que dentro del análisis estadístico es preferible eliminar para evitar resultados diferentes a los esperados. Sin embargo, en ocasiones los outliers pueden llegar a ser más valiosos para la sociedad de lo que esta puede llegar a imaginar. Pongamos un ejemplo:

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), de la cual nuestro país es miembro desde el año de 1994, está conformada por 35 países. Dentro de esta pequeña muestra de naciones, México ocupa el último lugar en cuanto a gasto en el sector de salud como porcentaje de su ingreso total (medido por el PIB), lo cual es un claro indicador de rezago en ese rubro en comparación con los demás miembros y un asunto importante a cubrir en la agenda próxima de nuestro gobierno.

No obstante, y dejando de lado temas políticos, al hacer un pequeño acercamiento en el mapa y situándonos  únicamente sobre el territorio nacional, encontramos 32 entidades federativas, dentro de las cuales algunas como Nuevo León, Jalisco, la Ciudad de México o el Estado de México, cuentan con un nivel de producción contrastantemente mayor en comparación con otros estados. Tal es el caso de Tamaulipas, un estado que ocupa el lugar número 13 en población total, el 22 en densidad poblacional y el 12 en Producto Interno Bruto. Esta última cifra es pequeña con relación a las de los estados dentro del top 5.

Un último zoom en el mapa nos lleva a observar datos municipales. Siendo Reynosa, Matamoros, Nuevo Laredo, Tampico y Victoria los municipios con mayor población en el estado, existe en Tamaulipas un municipio que lleva por nombre “El Mante”. La ciudad cañera, como se le conoce, es el noveno municipio con mayor población en Tamaulipas con cerca de 120 miles de habitantes. Asimismo, en cuanto a nivel de ingreso, INEGI a cifras de 2014 publica que el municipio de El Mante aporta una cantidad 20 veces menor que la de Guadalajara, 18 veces menor que el de Monterrey o Tijuana, e incluso 10 veces menor que el del municipio tamaulipeco con mayor ingreso que es Nuevo Laredo.

Ahora bien, conociendo la pequeña y prácticamente insignificante aportación en los diversos campos de cuentas nacionales que aporta un municipio como El Mante, es preciso llamarlo un verdadero ejemplo de outlier. Por ello resulta sorprendente que, en un lugar tan recóndito en el mundo, en un país en vías de desarrollo, en un estado cuya realidad reciente está caracterizada por la violencia y la falta de empleo, y con los recursos con los que cuenta una localidad tan pequeña se haya logrado desarrollar algo tan grande y beneficioso para el mundo entero.

En 2012, el gobierno de Tamaulipas en colaboración con el laboratorio internacional Sanofi Pasteur inició el desarrollo de la vacuna contra el dengue. Esta enfermedad, cuya cifra de contagio según la Organización Mundial de la Salud ronda entre los 300 y 500 millones de personas al año, es relativamente propensa a presentarse en nuestro país por las condiciones climatológicas con las que se cuenta, e incluso en algunos casos llega a cobrar vidas humanas. Sería apenas el año pasado cuando se concluiría con el período de prueba y se iniciaría una campaña nacional de vacunación contra esta enfermedad a través del sistema nacional de salud y compartiendo también los logros obtenidos con la Organización Mundial de la Salud.

Lo interesante de este caso radica en las particularidades del lugar, espacio y tiempo. Nadie hubiese apostado a que, en un lugar como El Mante, en Tamaulipas, en México y tal vez en Latinoamérica se desarrollaría algo tan grande y beneficioso para la especie humana. Quizás aún estamos a tiempo de seguir buscando outliers. O quizás no.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.