Lunes, 10 de diciembre de 2018

El espectáculo de ‘Aztlán’

0

La noche del sábado 24 de noviembre regresó la banda Zoé a Monterrey, para la alegría del público regiomontano.

Foto por: Camila E.

Por: Camila Espinosa de los Monteros (IMI) | 26 de noviembre del 2018

Entre luces y visuales psicodélicos y más luces, Monterrey se dejó llevar este sábado por el rock mexicano de Zoé, una de las bandas más reconocidas del país e incluso Latinoamérica. La agrupación, liderada por León Larregui y conformada por Sergio Acosta, Jesús Báez, Ángel Mosqueda y Rodrigo Guardiola, apareció alrededor de las 9:30 PM en el escenario del Auditorio Banamex enfrente de poco más de siete mil espectadores.

Zoé comenzó su trayectoria musical hace 21 años en la Ciudad de México, y desde entonces se han distinguido dentro y fuera del país con álbumes como “Zoé”, “Rocanlover” y “Reptilectric”. Uno de sus álbumes mejor recibidos fue “Música de Fondo” en el 2011, el cual es una grabación de un set acústico que la banda tocó para MTV, en donde lucieron sus sencillos más reconocidos.

Y aunque el tour con el cual la banda se presentó en la ciudad es el de su nuevo álbum “Aztlán”, los viejos hits no faltaron. Al subir al escenario, la banda abrió con los nuevos temas de “Venus”, “Azul” y “No Hay Mal Que Dure”, pero siguieron con éxitos como “Nada”, “Arrullo de Estrellas” y “Vía Láctea”.

Larregui, el vocalista, no dejaba de agradecer al público entre canciones, y se divertía introduciendo las diferentes canciones. Antes de tocar “Poli” se dirigió a la audiencia diciendo entre risas: “si les gusta bailar ranchero, esta es la canción más ranchera que tenemos. O bueno, lo más ranchero a lo que podemos llegar”. El público aplaudía durante y después de cada tema, y bailaban y cantaban a todo pulmón tanto las canciones nuevas como las viejas. Uno de los momentos más distinguibles fue al regresar la banda de un pequeño break fuera del escenario, en donde Larregui dijo: “¿Ven? Para eso sirven las idas al baño a veces. Nos dimos cuenta que nos faltó una canción, y es una que muchas personas querían oír”, antes de lanzarse a tocar “Paula”, que definitivamente fue uno de los temas más coreados de la noche.

Vale mucho la pena mencionar el espectáculo visual que acompaña a los músicos en el escenario. Un sinfín de rayos de luz, tanto estáticos como en movimiento, se prenden y cambian de color al ritmo de la música, mientras que una serie de visuales psicodélicos e imágenes de la banda eran proyectados en tres pantallas en forma de pirámide al fondo del escenario. Mientras que la música por sí sola era capaz de crear un gran ambiente, todo este espectáculo sirvió para hacer de la noche algo aún más memorable.

Antes de despedirse finalmente, la banda deleitó al público con “Labios Rotos”, “Luna”, “No Me Destruyas” y “Soñé”. Larregui también aprovechó la ocasión para dar un mensaje político, diciendo que “nos espera una nueva época como país, con este señor en el gobierno”. Entre aplausos del público continuó, “hay que tener mucha atención y no dejarnos llevar, para tener al gobierno trabajando para nosotros”.

Finalmente, Zoé puso al público regio a bailar una última vez con el tema “Love”, para después salir del escenario bajo las pantallas que iluminaban simplemente con el nombre de la banda y “Aztlán”, título de su último álbum. El concierto terminó alrededor de las 11:30 PM, con la audiencia aún gritando “¡otra!, ¡otra!”, y con Larregui diciendo que esperaba que no pasara mucho tiempo antes de que Zoé volviera a visitar a Monterrey.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.