Viernes, 19 de julio de 2019

Doctor Who: nueva cara, viejos trucos

0

Por Diego de los Reyes (ITC)

Fuente: BBC.co.uk

Fuente: BBC.co.uk

La octava temporada de Doctor Who inició el sábado 23 de agosto a través del tiempo y el espacio. Esto porque por primera vez en muchos territorios (incluyendo México y Latinoamérica) la temporada será transmitida el mismo día que en su natal Inglaterra, en el horario premier de cada territorio.

Y esto viene después de un tour mundial, donde el elenco y escritor de la serie visitaron ocho ciudades, entre ellas la Ciudad de México.

Doctor Who, que trata sobre un protagonista que viaja por el tiempo y espacio salvando al mundo, tiene una característica peculiar: su personaje principal se puede “regenerar” al morir. Es decir, cambia de actor cada cierto tiempo.

La nueva temporada empieza, entonces, con un nuevo actor interpretando al Doctor. Peter Capaldi, es el doceavo actor que lo interpreta, y lo hace de manera extraordinaria.

El primer capítulo de la temporada, puede ser entendido como, una anomalía. Tiene una longitud más larga que lo habitual. El Doctor pasa la mayoría del tiempo fuera del juego, aún recuperándose de su regeneración. Tiene que establecer una nueva dinámica de inmediato.

Por lo tanto, no es sorprendente que la calidad del capítulo sufra un poco. Intenta hacer mucho al mismo tiempo y batalla para hacerlo. Los enemigos que ocasionan el conflicto principal son olvidables, aún cuando tienen una conexión con capítulos pasados. Es más, son otra instancia que el escritor y productor ejecutivo, Steven Moffat, roba de sus propias ideas.

Moffat, en su cuarta temporada como escritor principal, sigue demostrando sus tics particulares cada vez más notorios. Mientras su diálogo es rápido y rítmico, sus tramas son cada vez más complicadas por ser complicadas. A veces sus diálogos tienen tintes sexistas, y el estreno no es la excepción.

Fuente: bbc.co.uk/

Fuente: bbc.co.uk/

Tampoco es sorprendente que haya introducido “otro” de sus personajes femeninos idiosincráticos: una mujer que controladora que llama ‘novio’ al Doctor.

Lo rescatable son los personajes. Capaldi demuestra, en especial con sus últimas escenas, que es el actor indicado para el papel. Jenna Coleman, en el papel de Clara, al fin es llevado a otra dimensión. Es algo que se aprecia, aunque ha llegado algo tarde. Por otra parte, los personajes terciarios de Vastra, Jenny y Strax proveen su humor usual.

El episodio contiene varias sorpresas, desde referencias a capítulos anteriores hasta momentos específicos vistos de otras perspectivas, que no se arruinarán aquí. La necesidad de incluirlas es debatible, pero al menos dan unos momentos de levedad a la premier.

Aún así, hay motivos de esperanza. Capaldi introduce una dinámica diferente a la serie, debido a su edad (el actor que interpretó al Doctor anterior, Matt Smith, empezó a sus 26 años. Capaldi tiene 56.) La serie tendrá, por primera vez desde el 2011, 13 episodios ininterrumpidos.

Y el dinamismo de Doctor Who es una gran ventaja: si no te gusta un episodio, intenta el siguiente. Será algo diferente.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.