‘Cyborgs’ a la vista

0

Una compañía sueca ha empezado a implantar un pequeño chip a sus empleados que les permite realizar acciones como abrir puertas u operar impresoras con un simple movimiento de mano.

Fuente: japantimes.co.jp

Por Kevin Martínez (IBT)

Un cyborg no es lo mismo que un robot o un autómata, sino que es un ser compuesto de materia orgánica y dispositivos tecnológicos que tienen el fin de mejorar o aumentar las capacidades de la parte orgánica. Esto puede ser desde algo pequeño, como un marcapasos, hasta algo más grande, como reemplazar extremidades enteras con dispositivos tecnológicos. El ejemplo en esta nota se aproxima más al primer caso.

Y es que una compañía sueca llamada Epicenter ofrece a sus empleados la oportunidad de implantarse un chip del tamaño de un grano de arroz en la mano. Este chip les permite realizar acciones como abrir puertas, operar impresoras, y ordenar alimentos con un simple movimiento de mano y sin la necesidad de utilizar otros dispositivos como tarjetas electrónicas.

Epicenter es una compañía que brinda servicios y oficinas a empresas digitales emergentes. Actualmente alberga a más de 100 empresas y alrededor de 2 mil trabajadores. Empezaron a ofrecer el servicio de implante desde enero de 2015 y actualmente alrededor de 150 trabajadores han aceptado el chip.

Los implantes se realizan justo al lado de pulgar, y se han vuelto tan populares que se ofrecen fiestas mensualmente donde a los asistentes se les puede implantar el chip gratuitamente.

Estos implantes utilizan una tecnología denominada Near Field Communication. Cuando están a centímetros de un lector digital se activan y una pequeña cantidad de datos viaja entre los dos a través de ondas electromagnéticas. Los chips implantados son pasivos, lo que quiere decir que contienen información que otros aparatos pueden leer, pero ellos no pueden leer información por sí mismos.

A esta tendencia de implantar dispositivos tecnológicos en el cuerpo del ser humano para mejorar su capacidad también se le conoce como biohacking y puede hacer mucho más que solo ayudar a abrir puertas. Esta tecnología puede ser utilizada para monitorear condiciones de salud, tratar enfermedades neurodegenerativas o mejorar las condiciones de vida de personas con discapacidades.

Sin embargo, como sucede con la mayoría de las nuevas tecnologías, esto plantea cuestiones de seguridad y privacidad. Aunque los dispositivos son biológicamente seguros, los datos generados por chips de este tipo pueden contener información acerca del horario, ubicación o incluso datos médicos de una persona. Lo que hace que los riegos de hacking sean, en algunos aspectos, aún más peligrosos que con teléfonos celulares o cuentas de correo electrónico.

Por el momento no se puede saber a ciencia cierta el impacto o alcance que dispositivos como estos pueden tener en un futuro cercano. Lo que sí queda claro es que, mientras tecnologías como estas se vuelvan más avanzadas y sofisticadas, los dilemas éticos que conllevan también se harán más grandes y complicados.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.