¿Cómo se mide el consumo en México?

0

El consumo privado en México representa 5 de cada 10 pesos del PIB. He ahí la importancia de su análisis y medición. La pregunta central es, ¿cómo se hace?

Fuente: BBVA Research

Por Melina Puente

En la gran mayoría de los países el consumo contribuye a más de la mitad del PIB, que es el indicador que determina la actividad económica global de una nación. He ahí la importancia de la medición del consumo, porque es una variable fundamental que nos ayuda a determinar de manera oportuna cuál será el desempeño de la actividad económica.

Pero primero, ¿qué es el consumo? De acuerdo al INEGI, es el gasto realizado por los hogares y empresas en bienes y servicios.

¿Cómo es que se mide el consumo en México? Pues bien, existen varios indicadores donde se puede observar la evolución del consumo privado de los mexicanos. Algunos te indican exactamente cuál fue su comportamiento en un periodo de tiempo determinado (estos son los indicadores retardados) y otros se publican de manera oportuna, que son sumamente útiles para realizar análisis y determinar cómo se comportará la economía en su conjunto de forma rápida y efectiva.

A continuación, se describen algunos de los indicadores mencionados:

  • Indicadores retardados
  1. Consumo privado. Proviene de las cuentas nacionales. Su cálculo sigue la teoría de Keynes, quien teorizaba que el producto interno bruto (PIB) era el resultado de la suma del consumo privado, inversión, gasto de gobierno y exportaciones netas. Su publicación es trimestral y con retraso de tres meses. Es decir, si el primer trimestre se acaba en marzo, el dato se publicaría hasta el mes de junio.
  2. Indicador mensual del consumo privado. Como su nombre lo dice, es un índice elaborado por el INEGI de manera mensual que indica el comportamiento del consumo. Se divide en tres componentes: consumo de bienes nacionales, de servicios y de bienes importados. Al igual que el consumo privado proveniente del PIB, cuenta con un retraso de tres meses. Cabe destacar que el último dato disponible, según datos del INEGI, fue el del mes de julio, mismo que fue publicado en este mes de octubre.
  • Indicadores adelantados

Para la toma de decisiones es preciso observar de manera oportuna el comportamiento de diversas variables macroeconómicas. En este caso, es esencial el uso de otras variables además de las anteriormente presentadas para observar qué ocurre con el consumo.

  1. Indicador de la confianza del consumidor.
    • Es un indicador que demuestra qué tan propensos o no están los mexicanos a expandir su consumo a su percepción de su situación económica actual y a futuro, su percepción de la situación económica del país actual y a futuro, así como qué tan probable es que adquieran bienes durables en el transcurso de un año.
    • Este indicador es muy interesante, dado que es nuevo, y su origen deriva de la necesidad de contar con un indicador que no solamente dijera si aumentaba o disminuía la confianza, sino que además tuviera un umbral que determinara si el consumo era más propenso a subir o bajar. Dicha modificación fue realizada en junio de 2015, con lo que ahora se puede observar con más claridad a través de este dato si el consumo tenderá a aumentar o a disminuir en el futuro.
    • Tal umbral se utiliza de la siguiente manera: si la confianza se encuentra por debajo de los 34.5 puntos, el consumo será propenso a disminuir, y en caso contrario, es propenso a aumentar cuando se encuentra por encima de los 34.5 puntos. Este dato se publica al finalizar el mes de referencia.
  2. Ventas minoristas. También es útil conocer cómo va el crecimiento de las ventas minoristas. Un ejemplo de ello son las ventas de Walmart o las de los establecimientos de ANTAD, los cuales son excelentes proxies que ayudan a prever cómo será el crecimiento del consumo en el sector servicios. Ambos datos también se publican al finalizar el mes de referencia.
  3. Empleo y salarios reales. Por último, es bueno considerar estas variables dado que el consumo depende en gran medida del ingreso que los consumidores reciban, por lo que saber si la economía se encuentra en pleno empleo o si el ingreso que reciben los trabajadores no es afectado por la inflación es clave para anticipar si el consumo será favorable o no.

Y por último, es necesario destacar la importancia de considerar otras variables que pueden afectar positiva o negativamente al comportamiento del consumo privado, tales como la inflación y la tasa de interés. La primera afecta al consumo de todos los bienes, mientras que la segunda afecta solo al consumo de bienes durables, que son por lo general susceptibles al costo del crédito al consumo dado que estos bienes son más caros y no pueden ser adquiridos por lo general con el salario del mes.

Si la inflación es alta, es muy probable que afecte al consumo disminuyéndolo, y viceversa. Asimismo, si la tasa de interés es alta también afectará al consumo, particularmente el de bienes durables.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.