Cartas a NP: Muchos definen la experiencia de One Young World como única

0

*Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Nueva Prensa.

cartasDesde que entré a la universidad siempre he tenido el interés de saber qué sucede en mi comunidad pero sobre todo cómo lo que voy aprendiendo profesionalmente, puede ser de utilidad para generar un cambio positivo. Frecuentemente me encuentro en el desarrollo de proyectos que mejoren alguna problemática.

Es importante mencionar cómo de aparentemente “pequeñas acciones” se pueden obtener grandes resultados. Mi selección como delegada, representante del ITESM, en One Young World (OYW) considero que en gran parte fue debido a alguien muy especial de nombre ‘Fernanda’, la mascota del servicio social que evalué el semestre pasado (EM16) y proyecto que me llevó a obtener el premio al sentido humano. De nuevo, gracias Fer.

“Muchos definen la experiencia de One Young World como única. Estar en contacto con agentes de cambio de diferente países alrededor del mundo, ver lo que hacen para mejorar sus comunidades; te hacen necesariamente explorar y reflexionar qué estás haciendo tú como ellos, para ayudar. Espero que eso me suceda mañana que los conozca.”

Estas fueron las palabras que me escribí en el avión con destino a Toronto, el 27 de septiembre a las 6:52 am. Poco sabía de la abrumadora experiencia que me esperaba en Ottawa, poco sabía que aún después de varios días me resultaría difícil asimilar todo lo que vi, escuché, sentí y aprendí en OYW.

En el día uno de esta travesía pudimos asistir a un evento paralelo a OYW, el ‘Social Business Forum’ en donde pudimos conocer emprendimientos sociales que se llevan a cabo principalmente en Canadá y en Bangladesh.

Esta sesión fue coordinada por el profesor Muhammad Yunus, premio nobel de la paz 2006, reconocido por su aportación en el área de microcrédito y la fundación ‘The Grameen Creative Lab’. De esta sesión me quedo con dos cosas valiosas: inspiración por las personas que desarrollan estos emprendimientos que aún en las condiciones más extremas que viven dentro de sus países se detienen a observar qué pueden hacer dentro de sus posibilidades para solucionarlo y con la responsabilidad que se haga realidad la visión del profesor Yunus respecto a mí: “Te estaré viendo pronto desarrollar, no sólo en México, tus proyectos”.

Por la tarde fue la inauguración de OYW en el Parlamento Canadiense, en donde el primer ministro Justin Trudeau nos dio la bienvenida y nos reafirmó su creencia que somos parte de una generación educada, innovadora e inclusiva de tal manera que tenemos el potencial de hacer que el mundo sea un mejor lugar. También se llevó a cabo la presentación de las banderas de los países con representantes en el foro (por primera vez apareció la bandera que representa a los refugiados) y la presentación de los cónsules Kofi Annan, Muhammad Yunus, Thuli Madonsela, Emma Watson, Mary Robinson, entre otros. Fue una tarde-noche fría, llena de emociones y de “preparación” para los días por venir.

Al día siguiente fue el comienzo del foro con paneles y actividades, en donde tuvimos la oportunidad de convivir con delegados de 196 países. Todos con historias y trayectorias increíbles en voluntariado, emprendimiento social y proyectos con gran impacto en sus comunidades.

Me siento muy privilegiada de haber tenido la oportunidad de conocer a personas tan increíbles, con quienes espero mantener el contacto y la amistad, y quienes se llevaron un pedacito de mí a diferentes partes del mundo desde Dubai, Colombia, Reino Unido, hasta Tailandia. Tan sólo por mencionar algunas de las labores en las que están trabajando: temas de construcción de paz en países en conflicto, educación financiera para refugiados, educación sobre diabetes en mujeres embarazadas en Bangladesh, equidad de género en Tanzania, y así podría seguir una larga lista realmente extensa.

Por otro lado, las discusiones en los paneles giraron en torno a temas sobre extremismo, cambio climático, equidad de género, derechos humanos, entre otros.

La discusión sobre extremismo fue guiada por Kofi Annan en donde presentó la iniciativa #ExtremelyTogether y a los jóvenes líderes que la coordinan. Personalmente quedé muy inspirada por este movimiento y del cual digo abiertamente que soy parte. Ya que es un llamado a todos los jóvenes alrededor del mundo para mantenernos juntos, hoy más que nunca, y disminuir los actos y situaciones de violencia en nuestras comunidades. “Estén más unidos que nunca compartiendo valores, tolerancia, inclusión, equidad de género y libertad religiosa. Esto puede unirnos a todos”.-Kofi Annan . Twitter @Xtremely2gether

Por la tarde algunos delegados tuvimos la oportunidad, como parte de nuestras actividades, de asistir a la comida en la embajada de Costa Rica en Canadá en donde el embajador Roberto Dormond-Cantú y autoridades canadienses nos hablaron de los esfuerzos que tienen en conjunto para mitigar las consecuencias del cambio climático. Una de las cosas que pude compartir fue la situación que se vivió en mi ciudad de origen, en el estado de Veracruz, hace unos meses en donde producto de los contaminantes de la explosión, el río resultó afectado. Más tarde fuimos recibidos para cenar con diferentes anfitriones. Tuve la fortuna de cenar con los embajadores de Tailandia en Canadá y pude hablar en nombre de los representantes mexicanos para dar el discurso, en español, de agradecimiento por su hospitalidad.

Definitivamente uno de los mayores aprendizajes que me llevo, y también la nueva responsabilidad de involucrarme de forma más activa en esta problemática, es sobre el tema de equidad de género. Conocí y conversé con delegados que son todos unos guerreros en este tema, uso la palabra “guerreros” porque no hay otra forma de describirlos. Sólo por mencionar un caso, tuve la oportunidad de conocer a una Blogger, originaria de Londres, durante una de mis actividades como delegada en el Internal Breakout ‘Eliminating domestic violence through education’, que sufrió abusos pero tomó fuerza de esta situación para inspirar a otras personas y evitar que pasen por el mismo proceso que ella. Ahora es una activista en el tema.

El discurso de la cónsul Emma Watson sobre el tema de equidad de género, lo describiría como humilde y sincero. Pude sentir al estar frente a ella que es una mujer genuina e inteligente, que si bien no es experta (aún) en el tema, está construyendo puentes entre quienes tienen que alzar la voz sobre este problema y las personas que tienen que escucharlo para tomar acciones al respecto. Me quedo con la idea de una Emma Watson que es igual a todos los agentes de cambio, a veces asustada por lo que descubre en su travesía, a veces sola con sus ideas para cambiar el mundo pero nunca derrotada para seguir con su objetivo.

Dentro de este panel se le dio oportunidad a delegados becados por Emma Watson de exponer sobre sus inciativas y proyectos. El que me pareció innovador y útil fue ‘She Fighter’ de Lina Khalifeh, quien da clases de defensa personal a mujeres en Jordan y quien ha enfrentado diversos retos en su país para llevar a cabo su objetivo. Pudimos platicar al final sobre la situación de las mujeres en México y espero que próximamente pueda compartir su experiencia en nuestro país.

Al llegar a este punto veo que a pesar de todo lo que escriba me quedaré corta para describir los sentimientos y aprendizajes que obtuve de la experiencia pero seguiré intentando…

Después de abrir esta “caja de pandora” en One Young World se abre también un nuevo mundo para mí. Y como bien dijo la delegada de ‘Queens Young Leaders’, y una gran agente de cambio con quien pude intercambiar ideas, Gunjan Mhapankar, las siguientes tres preguntas tomarán un nuevo sentido para mí después de OYW : ¿Quién eres?, ¿de dónde vienes? y ¿a dónde quieres ir?

Los cónsules mencionaron frases como las siguientes: “Ser un líder significa ser alguien sin miedo”, “Ser líder significa ayudar a las personas a ser lo mejor que puedan ser”, “Lo que más necesita el mundo es amabilidad y entendimiento” pero con lo que me quedo es con “Tú eres el elegido que estábamos esperando”. Esta última frase nos fue repetida en varias ocasiones.

Muchas veces sentimos que no somos los indicados para llevar a cabo proyectos con gran impacto para la comunidad o que nuestras buenas acciones no generarán un cambio a nivel global, que hay personas “mejores” que nosotros para llevarlos a cabo…Sin embargo, tú que tienes esa idea, tú que tienes esa inquietud para generar el cambio, tú que no eres indiferente a las necesidades y sufrimiento, tú eres el elegido para ser esa persona que mejore el mundo.

Entonces es importante tener en mente … ¿Quién eres?, ¿de dónde vienes? y ¿a dónde quieres ir?

Lo siguiente para mí es seguir aprendiendo sobre las problemáticas que están afectando a mi país México, y al mundo. No ser indiferente, involucrarme, aprender y llevar a cabo acciones contundentes, desde mis estudios profesionales, para ayudar a resolverlas.

En OYW no sólo encontré a mi tribu, también confirmé que somos más las personas que queremos ver a este mundo de nuevo unido, fuerte y libre. Y ya estamos trabajando en que eso sea posible.

“Estoy dispuesta a ser vista. Estoy dispuesta a levantar la voz. Estoy dispuesta a seguir adelante. Estoy dispuesta a escuchar lo que otros tengan que decir. Estoy dispuesta a seguir adelante incluso cuando me sienta sola. Estoy dispuesta en ir a la cama cada noche en paz conmigo misma. Estoy dispuesta a ser la más grande, mejor y poderosa versión de mí misma”.– Emma Watson

Karen Ordaz (IFI)

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.