Cartas a NP: James Damore

0

*Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Nueva Prensa.

*Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Nueva Prensa.

James Damore: Síntoma de una epidemia

El día 9 de Agosto Google decidió despedir a James Damore, un ingeniero que trabajaba en el área de búsqueda de imágenes y video, acusándolo de perpetuar estereotipos de género. Esto ocurrió después de que un documento que el elaboro un mes antes como retroalimentación para una junta sobre diversidad, a la que se vio obligado a ir junto con el resto de su equipo, fue filtrado al exterior de la compañía una vez que él lo compartió a un grupo dentro de Google llamado Skeptics con el objetivo de ser desacreditado. En este documento el denunciaba prácticas discriminatorias de contratación y pretendía describir las razones por la que no hay una paridad de género en la industria tecnológica y propuso en parte son producto de diferencias biológicas y personales.

El problema aquí no es si Damore está en lo correcto o no. Si no que fue despedido por expresar un punto de vista polémico, pero con validez científica un mes después de haberlo escrito como respuesta requerida por la junta en la que participó. Con esto Google da un mensaje alarmante al resto de su personal: Nuestra política de diversidad e inclusión no aplica para los puntos de vista, nuestro apoyo o rechazo a ellos no dependerá de la validez de tus argumentos o la solidez de tus pruebas sino de la opinión pública.

Esto me resulta alarmante considerando el poder de diseminación de la información que tiene un corporativo como Google posea a su vez sesgos ideológicos embebidos en su cultura y los proyecte en los algoritmos que utilizan para filtrar la información que recibimos. También es de alarmarse las quejas que se han dado por varios creadores de contenido sobre la nueva política de YouTube donde restringe la propaganda en el contenido que categoriza como “muy controversial” sin explicarnos los criterios para llegar a esa categoría.

Damore no estudió una carrera en tecnologías de la información y aun así consiguió la hazaña de obtener un trabajo en la empresa que ha sido catalogada como la mejor para trabajar por 6 años consecutivos. Me entristece pensar que por el hecho de intentar mejorarla sea sacrificado para apaciguar a la opinión pública. No es posible que al día de hoy no se pueda tener una conversación sobre estos temas sin ponerse en riesgo.

Alfredo Sanchez Ruiz
ITC

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.