Jueves, 15 de noviembre de 2018

Carta editorial: Solidaridad con la UNAM

0

A través de la presente, por medio de su plataforma primaria de comunidad estudiantil, las y los estudiantes del Tecnológico de Monterrey se solidarizan con las exigencias que hoy nuestros compañeros y compañeras de la UNAM expresan. Nos unimos a la petición del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco para que las y los profesores se presenten a dar clase. También nos unimos a la exigencia #FuerraPorros de la UNAM. Nos unimos ante todo en la búsqueda por la seguridad y justicia; por los casos de acoso y feminicidios, por los casos de represión y por los casos de asesinato.

Expresamos nuestra solidaridad con los estudiantes porque este no es un caso aislado, sino una consecuencia más de la impunidad y violencia que vivimos en nuestro país, México. A casi 50 años de la noche de Tlatelolco, las exigencias siguen siendo las mismas e invariablemente lo seguirán siendo, debido a que los miembros de la comunidad estudiantil somos y siempre seremos un motor de cambio social.

Al pie de las jornadas académicas y los días intensos de estudio, la violencia es algo que se cuela en los espacios educativos. Consecuentemente, es natural que los profesores y alumnos se cuestionen y propongan cambios estructurales para resolver estas situaciones. Sin embargo, tanto las instituciones educativas como el Estado generan una resistencia a estos cambios, al utilizar como moneda de cambio la misma violencia a la que dice oponerse.


Ante estas situaciones, ¿qué podemos hacer desde lejos? ¿Cómo podemos solidarizarnos? Como se comenta desde el colectivo #TodosSomosJorgeyJavier: “en algunas universidades la lucha es silenciosa, en otras es pública y evidente”. Las y los estudiantes de México somos un mismo movimiento, sin importar nuestra procedencia o nuestro destino. Al final del día estamos comprometidos con la misma causa: un mejor futuro.

Hay que informarnos, para evitar la generación de noticias falsas. Evitemos los discursos que buscan culpar a los estudiantes de su propia situación; por ningún motivo el estudiante es culpable de ser violentado. Generemos reflexión al respecto y preguntémonos, ¿qué podemos cambiar en nuestros propios ambientes? Solidaricémonos con lo más próximo que tenemos y también con lo que está a kilómetros de nosotros. Vivimos en una sociedad que reprime el pensamiento crítico, pero tenemos el poder para frenar este sistema.

Por estudiantes en libertad y seguridad.

Firman:

Revista Nueva Prensa

AIRE – Asociación por la Integración, Respeto y Equidad

Vocal Nation

SAINCQ – Sociedad de Alumnos de Ingeniería en Nanotecnología y Ciencias Químicas

SALAE – Sociedad de Alumnos de Licenciatura en Administración y Estrategia de Negocios

SAIDS – Sociedad de Alumnos de Ingeniería en Desarrollo Sustentable

SALED – Sociedad de Alumnos en Derecho y Sociedad de Alumnos en Derecho y Finanzas

SADOCS – Sociedad de Alumnos del Doctorado en Ciencias Sociales

SALMI – Sociedad de Alumnos de Licenciatura en Periodismo y Medios de Información

SAINT – Sociedad de Alumnos de Ingeniería de Negocios y Tecnologías de Información

SAIBT -Sociedad de Alumnos de Ingeniería en Biotecnología

SALLE – Sociedad de Alumnos de Letras Hispánicas

SATEM – Sociedad Astronómico del Tecnológico de Monterrey

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.