Bronco “celebra” primer informe de gobierno

0

Las críticas que recibió Jaime Rodríguez Calderón por su primer informe de gobierno acaparan más los medios que el propio informe, pues este fue más un “show” que una rendición de cuentas. 

captura-de-pantalla-2016-10-15-a-las-12-15-37-a-m

Por Alejandro Navarro (LLE)

Este pasado jueves 13 de octubre fue el primer informe de gobierno de ‘el Bronco’. El evento, celebrado en Pabellón M, se dividió en bloques durante los cuales el gobernador de Nuevo León habló sobre su pasada carrera en el estado y se alternaba con distintos tipos de eventos, tales como intervenciones musicales y testimonios.

Durante el evento, ideado por su consejero Guillermo Rentería, ‘el Bronco’ habló sobre lo mucho que faltaba y lo distinto que era su gobierno independiente del resto del país, mientras mencionaba aquello que había logrado su administración. Habló sobre medidas ambientales que se tomarían con ciertas industrias como tomar el control de la Ecovía por ser ésta “ineficiente”. Además, prometió bajar el índice delictivo en Monterrey 30% en 60 días, mientras un show de rap celebró sus hazañas y un pastel cerró la ceremonia.

El evento fue fuertemente criticado por senadores y diputados de oposición, quienes notaron faltas a sus promesas de campaña, especialmente la fallida impugnación de Rodrigo Medina, su antecesor; el Bronco prometió seguir con el caso, pero políticos como Samuel González y Sergio Arellano mostraron su escepticismo, expresando fuertes opiniones sobre la eficiencia de su gobierno. También sus promesas de seguridad se vieron menoscabadas dado que al mismo tiempo, en el penal del Topo Chico ocurrió un incidente que dejó ocho heridos y un muerto. Al final, se notó el paralelo del espectáculo con previos eventos del PRI, del cual Jaime Rodríguez formó parte y al cual ahora condena constantemente.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.