Martes, 18 de junio de 2019

Bling, bling

0

El diamante además de ser el mejor amigo de la mujer, tiene diversos usos y son utilizados en materiales de la vida cotidiana.

bling

Fuente: joya-tienda

Por: Yaneth Guerra (LEM)

El diamante, la gema cristalina más resistente y deseada por toda mujer.

Se le conoce por tener la composición más simple, pues esta proviene del carbón que se encuentra en las profundidades terrestres y toman aproximadamente 1 a 3.3 mil millones de años para formarse, equivalente al 25% a 75% edad de la tierra.

Todas las mujeres aman los diamantes por ser una gema tan brillante y cristalina.

Cuando son regalados simbolizan el compromiso y el amor por lo que toda mujer sueña con el gran momento en el que se les sea entregado.

tif

Fuente: Tiffany & Co.

Sin embargo el diamante no solamente es utilizado para ser joyas, tiene diversos usos más allá del Mercado joyero.

Existen los diamantes de grado industrial. Este se utiliza principalmente para hacer herramientas que contienen ciertos pedazos de esta piedra para que se pueda utilizar como herramienta para cortar, integrados a otro material utilizado como abrasivo o herramienta y como polvo o pasta para moler y pulir.

También son utilizados en la microelectrónica como disipadores térmicos gracias a su habilidad de transferir el calor lejos de los circuitos  o las cúpulas de los parlantes, en ventanas para máquinas que operan con láser o rayos-X, como micro cojinetes y como material resistente al uso en las partes móviles.

Los diamantes pueden llegar a ser modificados para su venta. Se clasifican en diamante CE y HTHP (ambas por sus siglas en ingles).

El tipo CE se refiere a que sufren de claridad aumentada y el HTHP los mejoran para que tengan una mejor apariencia. No significa que sean diamantes falsos simplemente que sufren de ciertos cambios.

El precio de estos tipos de diamantes baja un 15 y 25% en su precio.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.