Banxico mejora el pronóstico de crecimiento económico para México

0

Luego que la economía mexicana creciera por encima de lo esperado y que la inflación disminuyera su ritmo de crecimiento, Banxico mejoró su pronóstico de crecimiento económico, de un intervalo de 1.5-2.5% a 2.0-2.5%

Fuente: Banxico

Por Melina Puente (LEC)

El día de ayer el Banco de México (Banxico) publicó su informe para el segundo trimestre de 2017 donde analiza el desempeño de la economía mexicana, abarcando temas cruciales para la institución tales como la inflación, la política monetaria y la actividad económica de México y el mundo, por citar algunos ejemplos.

En materia de inflación se destacó que, pese a que esta ha enfrentado severos choques negativos a lo largo del año como la liberalización de los precios de los energéticos y el incremento al salario mínimo, el incremento a las tarifas de autotransporte y de algunos productos agropecuarios, así como la depreciación que acumula el peso frente al dólar desde 2014, finalmente comienza a disminuir su ritmo de crecimiento gracias a la implementación oportuna de una política monetaria más restrictiva seguida por Banxico desde diciembre de 2015, con lo que se ha logrado mantener las expectativas de inflación en línea con el objetivo de inflación de Banxico y se espera que la inflación converja hacia su objetivo hacia finales de 2017 e inicios de 2018.

En cuanto a su política monetaria, Banxico, liderada por su gobernador, el Dr. Agustín Carstens, señaló que durante el segundo trimestre de 2017 hubo dos incrementos a su tasa de referencia, el primero de 25 puntos base en mayo y el segundo también de 25 puntos base en junio, llegando su nivel a 7 por ciento, con el objetivo de anclar las expectativas de inflación y lograr que la inflación converja hacia su objetivo de 3 por ciento hacia finales de 2018. Asimismo, se declaró que en agosto se decidió mantener la tasa de referencia en 7 por ciento debido principalmente a que el incremento en la inflación comienza a desacelerarse, por lo que no se observan presiones importantes que perjudiquen al cumplimiento del objetivo de Banxico.

Con relación a la actividad económica, Banxico declaró que esta continuó expandiéndose de forma modesta en la mayor parte de los países, con lo que actividades como el sector externo han podido expandirse.

Además, no se observan presiones inflacionarias debido a las bajas en los precios de los energéticos, ausencia de presiones salariales, e incluso reducciones en el precio de algunos bienes, por lo que algunos bancos centrales en el mundo aún no han podido cumplir con sus objetivos de inflación y normalizar su política monetaria. Por su parte, Estados Unidos en el segundo trimestre creció por encima de lo esperado, el mercado laboral se siguió fortaleciendo, en tanto que el consumo se debilitó, aunque de forma temporal.

Asimismo, en México la actividad económica se ha expandido por encima de lo esperado, gracias principalmente al crecimiento del sector servicios. Por su parte, el sector industrial continuó estancado en el trimestre debido al retroceso de las industrias minera, de generación de energía y, de manera ocasional, la construcción. Tanto el consumo como el sector externo también apuntalaron la economía en el trimestre, aunque también cabe destacar la debilidad que mostró la inversión nacional. Por su parte, durante el segundo trimestre el sector público tuvo un papel favorable, ya que redujo la deuda pública, con lo que logró alinearse la política fiscal con la monetaria y el cumplimiento de sus objetivos.

Dado lo anterior, Banxico decidió mejorar la expectativa de crecimiento económico para México, pasándolo de un intervalo de 1.5 – 2.5% a 2.0 – 2.5%. Si bien Banxico prevé riesgos para el crecimiento económico a la baja (como un resultado negativo en la renegociación del TLCAN, un incremento en la volatilidad de los mercados financieros internacionales o en la inseguridad pública que afecte a la actividad económica del país), también los marca a la alza (derivado de un resultado negativo en la renegociación del TLCAN, resultados mejores a los esperados de las reformas estructurales o la evolución de la capacidad productiva petrolera), por lo que el balance de riesgos resultó neutral para el segundo trimestre.

Por último, Banxico destacó que, para que la confianza en la economía mexicana prevalezca y pueda enfrentar los retos externos e internos y las oportunidades a su favor, es necesario preservar la fortaleza de las políticas fiscal y monetaria, fortalecer todas las instituciones del país y la certeza jurídica, así como del estado de derecho.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.