Viernes, 20 de abril de 2018

Aquí entre nos: ¿quién es quién rumbo a los debates presidenciales de México? (III)

0

*Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Grupo Nueva Prensa.

Por Melina Puente (LEC) | 13 de abril de 2018

El pasado 30 de marzo comenzaron las campañas presidenciales. De ahí hasta el 27 de junio seremos bombardeados por jingles vacíos, dimes y diretes y lo más preocupante, de propuestas carentes de contenido teórico que las soporten.

En la primera y la segunda entrega hablamos sobre los temas que se tratarán en los dos primeros bloques de debates. En esta última entrega hablaré sobre los temas del último bloque de debates. El tema será economía y desarrollo, en donde se tratarán los subtemas de crecimiento económico, pobreza y desigualdad, educación, ciencia y tecnología y desarrollo sustentable y cambio climático.

Estos son temas sumamente complejos, porque, como explica Coyle, no se le puede atribuir al desarrollo de los países una ‘receta’ única. Es decir, en algunos países seguramente funcionará aprovechar de forma sustentable los recursos naturales, otros su colindancia con otros países, el turismo, la fortaleza de las instituciones, el clima, etcétera, como también coincide Galor, quien destaca que el desarrollo se gesta por la intervención de múltiples factores, no de uno solo.

Nuestro crecimiento económico en los últimos treinta años se ha mantenido en una tasa anual de 2%. Esto debido a factores que no permiten que dicha tasa sea mayor, como la inversión, que en el último año disminuyó en promedio a una tasa anual de 1.2% o la productividad de factores en los sectores económicos, la cual de 1991 a 2016 ha disminuido en promedio a una tasa anual de 0.34%.

Tanto la inversión como la productividad de los factores son cruciales para generar crecimiento. El primero incrementa la capacidad productiva de los sectores económicos al incrementar la maquinaria, equipo e infraestructura necesaria para realizar la actividad económica, mientras que el segundo permite que se pueda maximizar la producción o los servicios proveídos en la economía con la menor cantidad de recursos posibles. Por ello se entiende que la economía mexicana no pueda crecer más allá del 2%; mientras no se invierta más y se usen mejor los recursos con los que se cuentan en la economía, el crecimiento de las actividades económicas se mantendrá en el mismo nivel.

Con relación a la pobreza, de acuerdo al CONEVAL, en 2016 4 de cada 10 mexicanos se encontraban en situación de pobreza, que equivale a 53 418 151 personas y al 43.6% de la población nacional. Lo anterior representaba una reducción de 3.5% con respecto a 2014. De acuerdo a México Cómo Vamos, algunos determinantes de la pobreza en México en los últimos 25 años han sido la inflación y el nivel de actividad económica. De acuerdo a Felipe Meza, “los aumentos en pobreza después de 1994 y 2007 coincidieron con incrementos en la inflación, uno muy grande en 1995 y otro menor en 2008. Entre 1994 y 1995 la inflación anual pasó de 7.5% a 52%. La PA pasó de 21.2% de la población en 1994 a 37.4% en 1996”.

Según la teoría del desarrollo económico, algunos de los determinantes más destacados para lograr el desarrollo económico en la gran mayoría de los países son la educación, la ciencia y la tecnología. Por parte de la educación, Todaro y Smith señalan que esta resulta presentar tasas de rendimiento muy altas, sobre todo en zonas marginadas y cuando se le proporciona a mujeres.

Con respecto a la ciencia y la tecnología, esta es clave para el desarrollo de la sociedad en muchos sentidos. Por un lado, esta mejora la educación de la sociedad pero también incrementa la productividad de las actividades económicas y por ende pueden producir más. De acuerdo a Lall, si se invierte en más tecnología, la economía puede crecer a una tasa más alta.

Sin embargo, en México estamos aún rezagados en ambos temas. En educación, en 2015 solo uno de cada mil estudiantes presentó un resultado destacado en matemáticas, ciencias y lectura. Con respecto a los países miembros de la OCDE, México queda nuevamente rezagado en el último lugar.

En tecnología también estamos rezagados. De acuerdo con la World Intellectual Property Organization, en 2015 se solicitaron 18 mil registros de patentes en México, mientras que en China el número ascendió a 1.1 millones, por lo que según el IDIC se necesitarían 60 años para que México alcance el nivel de China. Las patentes permiten que un país desarrolle tecnología e innovación de forma única, ofreciendo alternativas únicas y exclusivas para los mercados y generando valor agregado para la economía.

Finalmente, del desarrollo sustentable se habla sobre la necesidad de generar las condiciones necesarias para que el desarrollo económico y social se dé, al mismo tiempo que se cuidan los recursos naturales y el medio ambiente, por citar algunos ejemplos. Si bien México ha trabajado desde los años ochentas en el cuidado del medio ambiente con medidas para la reducción de la emisión de contaminantes al ambiente, queda por trabajar más intensamente en ese tema, al mismo tiempo que prestar atención en los efectos en los ecosistemas de la explotación de recursos naturales, tales como la deforestación, la minería y la industria petrolera.

Todaro y Smith señalan que no puede desligarse el desarrollo económico de la sustentabilidad; si no se cuida la sustentabilidad, se perjudica el medio ambiente y la calidad de vida de las personas.

El tercer y último debate presidencial será complejo, dado el número de temas que trata y la cantidad de áreas de oportunidad que México debe de mejorar significativamente para lograr crecer y desarrollarse como país. Lamentablemente, si les soy honesta, no tengo grandes expectativas para ninguno de estos debates, que a pesar que tratarán temas altamente relevantes para el futuro de México, los (ahora) 5 candidatos se enfocarán en decir frase huecas, mensajes vacíos, sin contenido, cuando lo que se esperaría (y se desea) realmente es un debate de alto nivel, como lo necesita el país.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.