Amor de lejos: Otra vida estudiantil

0

En colaboración con el blog “Amor de Lejos” del Consejo Cívico, este espacio busca que quienes estudian o han estudiado fuera del país puedan compartir su experiencia. ¿Qué te gustaría ver en tu Universidad que viste en otra parte del mundo?

Diego de los Reyes1

Centro Estudiantil de la Universidad de Nebraska-Lincoln por Diego de los Reyes 

Vivir en Lincoln, Nebraska después de estar toda mi vida en Monterrey y cursar tres años en el ITESM presenta una dicotomía interesante.

Monterrey y su área metropolitana tiene alrededor de 4 millones de habitantes. Lincoln tiene 265 mil. Sin embargo, mientras que Campus Monterrey tiene aproximadamente 15 mil alumnos, la Universidad de Nebraska-Lincoln- tiene 25 mil.

Lo que significa que estoy en una universidad más grande que la mía, en una ciudad mucho más pequeña. Esto es importante, porque la universidad se extiende más allá de sus edificios. Salir de ella– sin ninguna reja que me lo impida – hacia el centro de la ciudad involucra pasar por tiendas que venden artículos conmemorativos de la universidad. En Walmart, a 15 minutos en autobús, hay una sección dedicada a estos artículos.

La cultura de los ‘Huskers’ – como se les llama a los estudiantes y equipos de aquí – permea la vida de la ciudad. Los juegos de los equipos representativos tienen gran audiencia, desde el futbol americano y basketball, hasta voleibol y hockey. En los bares y restaurantes, no hay juego que no tenga audiencia atenta.

Noto esto porque la vida estudiantil es algo que siempre tengo en mente. Después de dos años y medio en varios grupos estudiantiles en el Tec, me intrigaba conocer algunos en mi universidad temporal.

Desde la primera semana me apunté en varios.

Para empezar, hay poco más de 600 grupos registrados oficialmente. Desde la federación de estudiantes hasta un club dedicado a tallar jabones de forma artesanal, hay un grupo para cualquier tipo de persona. Los requerimientos son tener cinco estudiantes interesados, un miembro de la facultad que lo apruebe, y crear una constitución.

Un grupo al que me uní es al periódico estudiantil independiente. Con 103 años de antigüedad, el Daily Nebraskan – como se llama el periódico – cubre lo que sea de importancia a los alumnos: eventos de la universidad, deportes, entretenimiento, opiniones, entre otros.

Lo primero que noté es la libertad de expresión que tienen. Y es que la tienen, no es dada por la universidad.

Desde reportar juntas de presupuesto de la universidad, hasta comentar sobre incidentes de racismo dentro de la misma, el periódico estudiantil puede publicar opiniones y confiar que el público entienda la diferencia entre una opinión y una nota periodística.

Y eso contando que el estado de Nebraska es conservador. Un presidente republicano ha ganado cada elección estatal desde 1968. Y aún con esto en mente, la universidad pone en prominencia su centro y grupos de LGBTQA. Me sorprendió la “A” en ese acrónimo. Al preguntar, me dijeron que significa “aliados”. Esto, en una universidad conservadora en el corazón del Estados Unidos rural.

Lo que no es diferente es el interés y la pasión de los alumnos en sus proyectos. Tanto UNL como el Tec tienen alumnos que no buscan sólo el puesto o ‘poder’. Definitivamente el presidente del club de jabones artesanales no lo hace por eso. Lo hacen por el sentido de comunidad. Por el buscar mejorar su universidad. Y el sentido de pertenencia lo crean, no se les es dado.

524568_541787065859893_287699596_nDiego de los Reyes: 22 anos. Estudiante de Tecnologias Computacionales en el ITESM Campus Monterrey. Actualmente estudiando en Lincoln, Nebraska, Estados Unidos. Fan de la “pop culture” y creyente en el uso de la tecnologia para la mejora de la sociedad. Ex-presidente de Nueva Prensa y actual reportero para el Daily Nebraskan. De nino queria ser escritor. ¿Esto cuenta?

Twitter: @Dreyesbo91
Para conocer más sobre el blog Amor de Lejos te invitamos a visitar su página: http://amordelejos.mx/

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.