Amargo debut en competición de Valverde

0

Los merengues le vuelven a pintar la cara a los blaugranas y, sin CR7 en el partido de vuelta, se ponen a dos entorchados de alcanzarlos.

Fuente: El País

Por Yurgen González Peña (LPS)

El pasado domingo 13 y miércoles 16 de agosto, Barcelona y Real Madrid se enfrentaron en la Supercopa de España, cotejo que nos trajo increíbles goles y una derrota muy dolorosa para los blaugranas contra unos merengues que cada vez se ven más imparables.

Todo inició en el Camp Nou en una noche perfecta para el clásico, al minuto 49, Marcelo metería un centro al área, para que Piqué de forma errónea la metiera en su propio arco y pusiera al cuadro blanco adelante. Desde este momento le esperaba una larga noche al conjunto de Valverde. Más tarde, al 76’, vendría el empate de manera polémica, desde la pena máxima en una jugada en la que Keylor Navas no toca a Suárez y este termina engañando al colegiado. Posteriormente, al 79’, el cuadro merengue no dejaría disfrutar a su adversario del empate y mediante un contragolpe espectacular, con un excelente pase filtrado de Isco para Cristiano Ronaldo, al final el portugués termina metiéndola, tomando perfil derecho y con un golazo de otro planeta, el balón termina en las redes, para poner en aquel momento el marcador 2-1. Aunque la gloria de Cristiano Ronaldo no duraría mucho, pues el portugués terminaría siendo expulsado, en una jugada en donde se encontraba frente al arquero con la carga del defensa Samuel Umititi, el colegiado termina viendo como engaño y así sacándole la segunda tarjeta amarilla a Cristiano, dejando con 10 a sus compañeros. Sin embargo, ese no sería impedimento para cesar el ataque merengue, ya que al minuto 89, Marco Asensio crearía otra pincelada de gol, rematando al Barcelona con un marcador de 1-3.

Fuente: El País

Tres días después, llegaría el juego de vuelta en la “Casa Blanca”, partido en el que los catalanes llegarían con mucha presión y obligación de anotar de manera temprana. Sin embargo, eso no estaría en los planes del conjunto de Zidane. Marco Asensio iniciaría el calvario con  un golazo al minuto 3, de nuevo un golazo del español desde fuera del área. Con un gran juego colectivo, el Real Madrid siguió tocando puerta, hasta que en el minuto 38 llegaría el segundo y último gol por parte de Benzema, quien pondría fin al partido con un marcador global de 5-1. Con esto se coronan los merengues y avanzan un escalón más en la búsqueda del sextete.

De esta manera, el Real Madrid logra asestar un golpe de autoridad al Barcelona. Un Madrid que ha perdido solamente una final de once, aquella en la que perderían contra los colchoneros en la Supercopa del 2014. Por si fuera poco,  contra los catalanes el saldo es formidable, pues los merengues pueden presumir que han derrotado a los de Barcelona en 4 de 5 enfrentamientos y los últimos 3 de manera consecutiva. Esto hace que el medio se cuestione aspectos como: ¿se termina la dinastía del Barcelona?, ¿le queda grande el cuadro culé a un Valverde recién llegado? Esto no se sabe con certeza pues el tiempo lo dirá.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.