Miércoles, 19 de septiembre de 2018

A una semana del evento de Parkland, FL, ¿qué sucede con el control de armas en EE. UU.?

0

A una semana del tiroteo en la preparatoria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida en EE. UU., el debate sobre regulaciones más estrictas sobre las armas sigue.

Estudiantes protestando la Cámara del Senado de Florida junto con sus chaperones. Fuente: Colin Hackley/Reuters.

Por Alejandro Navarro (LLE) | 23 de febrero del 2018

El pasado miércoles 14 de febrero, un tirador armado con un fusil de asalto mató a 17 personas e hirió a más de 15 antes de ser arrestado por las autoridades. El evento fue el 18.° incidente con armas de fuego en campus escolares en lo que va del año, lo que da un promedio de 3 eventos por semana desde el inicio del 2018. La proliferación de estas situaciones ha llevado a un debate mucho más intenso sobre el control de armas y las regulaciones para evitar que esto suceda en el futuro.

Por un lado, están los estudiantes, maestros y el resto del público que quiere ver regulaciones más fuertes con respecto a la compra de armas. El hecho de que muchos jóvenes con historial mental inestable hayan podido adquirir armas es su principal argumento, diciendo que ni siquiera es necesaria la remoción entera de la Segunda Enmienda de la Constitución de los EE. UU., sino que buscan un control más estricto sobre quién puede comprar qué arma. Se suele citar a Australia y a Japón como ejemplos exitosos de países en los que se puede comprar un arma, pero donde rigurosos exámenes evitan que gente inestable o peligrosa pueda adquirirlas.

Por otro lado, está el bando que busca mantener las regulaciones como están, representado por la National Rifle Association (NRA), entre otras, así como ciudadanos portadores de armas en general. Estos afirman que no solo es anticonstitucional la implementación de chequeos para evitar que gente potencialmente peligrosa adquiera armas de fuego, sino que también será imposible que el ciudadano común pueda defenderse de un criminal que posea dichas armas. El derecho a poseer armas de fuego es un derecho constitucional, marcado en la Segunda Enmienda, que dice que el pueblo tiene derecho a portar armas para mantener una milicia bien regulada. Bajo el amparo de esta enmienda, justifican la propiedad de las armas y denuncian al control que posiblemente podría eliminar la posesión por parte de personas peligrosas o no aptas como un elemento no constitucional, si bien la enmienda claremente delimita una milicia regulada y no la simple posesión de armas.

 


El presidente Donald Trump ha decidido apoyar al segundo bando de manera implícita; en vez de perseguir reformas para mejorar el control de armas, está buscando la manera de mantener maestros armados en las escuelas como unidad de contraataque en caso de un evento, lo cual no elimina la posibilidad de más eventos a lo largo de su presidencia. Aunque se pasó una prohibición sobre las bump stocks, las cuales se utilizaron en el tiroteo de Las Vegas del año pasado pero estuvieron ausentes en este evento pasado, no se ha avanzado más en cuanto a prohibiciones sobre fusiles de asalto o chequeos. Esto a pesar de protestas de estudiantes, como la ocurrida el pasado 21 de febrero en Tallahassee.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.