“90 Grados Coffee + Art”: un café muy diferente

0

En entrevista para Nueva Prensa, Gabriela Rivera, dueña de 90 Grados Coffee + Art, habló sobre el concepto innovador de su negocio, la historia y los proyectos futuros que tiene planeados.

Por Luis R. Sierra (LRI)

Grandes sueños, ideas distintas y apoyo al talento local: estas son algunas de las cosas que distinguen a este café ubicado en el sur del Estado. El día de ayer se le realizó una entrevista a Gabriela Rivera, una de las dueñas del negocio, quien amablemente nos platicó sobre varios aspectos de su establecimiento.

El local se destaca por complementar el café con una galería de obras de artistas locales. Al entrar, las paredes se encuentran repletas de lienzos, hay un aroma distintivo a café, juegos de mesa disponibles en un estante, e incluso puede haber alguna que otra mascota.

Lo primero que se le cuestionó fue sobre el tiempo que llevaban establecidos, a lo que sorpresivamente contestó que solo han estado vendiendo durante 3 meses. “Llevamos la módica cantidad de 3 meses”, expresó, “arrancamos un 5 de marzo. Los clientes suelen pensar que llevamos más tiempo establecidos; sin embargo, es poco el tiempo que tenemos, pero con una gran respuesta”.

Respecto a cómo había nacido la idea del proyecto, Gabriela comentó a Nueva Prensa que la idea surgió esporádicamente después de haber sido liquidada en su antiguo empleo. “Mira, somos yo y otro socio [Alonso Menabrito], al cual conozco desde la secundaria. La idea surgió de un día para otro: a mí me despiden de la empresa, entonces se me ocurre el poner un café, ya que con anterioridad ya había trabajado como barista en un Italian Coffee; para esto, le platiqué mi proyecto a una amiga cercana, y realmente ella fue la que me contactó con mi actual socio, porque él ya tenía la idea de querer poner un café desde hace años. Un día salimos a platicarlo y ahí fue cuando comenzó todo lo que ves ahora”.

Al ver el gran éxito que ha tenido desde sus inicios, se le consultó sobre cuáles eran las razones por las que han sobresalido tanto, a lo que respondió: “Tratamos de realizar cosas distintas. Por ejemplo, iniciamos con una muestra-exposición de una galería, donde todas las pinturas son realizadas por artistas locales, es una de las apuestas más grandes de nosotros: el apoyo al talento local; además, el negocio es pet friendly, para que se fomente el amor y la convivencia a los animales. Añadiendo a todo lo anterior, creo que lo que ha ayudado a que lleguen nuevos clientes, y que sean fieles cuando nos prueban, es la calidad del producto que te estamos vendiendo, aparte que el concepto es diferente, es decir, un café no tan contaminado visualmente; por esa razón no lo pusimos en un centro comercial”.

Al preguntarle cómo veía el negocio en algunos años, ella contestó: “primero que nada, esperar a que ya estemos establecidos, algo ya formal, y ya después pensar en ampliarnos y colocar más sucursales. Lo que sí, si llegamos a colocar un nuevo establecimiento, no queremos que se pierda la esencia que nos caracteriza”.

Concepto distinto, ambiente amigable, apoyo al talento local, son unas de las tantas cosas que distinguen a este café de muchos otros más. Inició con buena racha y los dueños esperan que siga mejorando.

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.