Jueves, 20 de septiembre de 2018

Pablo Brescia: la literatura y la ansiedad del progreso

0

Como parte del congreso Vox Orbis, Pablo Brescia habla sobre la ansiedad al progreso y de la literatura como un espacio para reflexionar sobre la tecnología y sus implicaciones.

Fuente: Vox Orbis (Facebook)

Por Carolina Rodríguez (LLE) | 20 de marzo de 2018

Este 15 de marzo, el crítico y escritor argentino Pablo Brescia presentó su charla, Ansiedades transamericanas entre la tecnología y las humanidades, en el congreso Vox Orbis, un evento organizado por la Sociedad de Alumnos de Letras Hispánicas del Tecnológico de Monterrey. En una fascinante exploración de la literatura y el cine de ciencia ficción, Brescia estableció a la literatura y el arte como herramientas vitales para “preservar el espacio ético desde dónde pensar la tecnología”, y así ser capaces de cuestionar y entender la realidad en la que nos vemos inmersos.

Pablo Brescia es un profesor de literatura, crítico,  autor y editor de ensayos como Modelos y prácticas en el cuento hispanoamericano: Arreola, Borges, Cortázar (2011) y El cuento mexicano (1996). Ha escrito artículos, reseñas, ensayos, y es una figura prominente en el estudio de la fantasía en el cuento latinoamericano, incluyendo la ciencia ficción. Ha sido reconocido a nivel internacional, al haber recibido premios como el Status of Latinos’ USF Faculty Award en el 2013, y el Jamie Bishop Memorial Award, entregado por la International Association for the Fantastic in the Arts en el 2010

En su charla, Brescia analizó obras de ciencia ficción como Baby H.P., del autor mexicano Juan José Arreola, entre otras, para explicar los recursos y temáticas predominantes en el género, que expresan la ansiedad ante el progreso y el capitalismo.

Baby H.P. es un cuento corto, estructurado como un comercial, que busca persuadir al lector de los beneficios de una especie de exoesqueleto para bebés, capaz de producir energía a partir del movimiento del niño. Con esto, Arreola no solo hace una burla irónica de la cultura corporativa, sino que también introduce cuestiones importantes de la modernidad, como la cultura del utilitarismo y el uso de las personas, niños incluso, como herramientas para el progreso. En las propias palabras de Brescia, a pesar de que este tipo de obras suelen estar marcadas por el humor irónico, “el remate de estas bromas no es tan gracioso como suponemos”.

Fuente: Flickr

El autor también estableció que esta ansiedad al progreso, que pondera los posibles efectos de la tecnología y el sistema capitalista, es un fenómeno transamericano que alcanza a los Estados Unidos y Europa. Sin embargo, hizo hincapié en la experiencia latinoamericana del progreso, particularmente en México, un lugar complejo en este sentido ya que “es y no es occidente” a la vez.

Brescia comenta: “muchos latinoamericanos ven la tecnología como algo impuesto desde afuera”, y resalta que esta experiencia del progreso marca las obras de ciencia ficción, como se demuestra en la película Sleep Dealer (2008) del guionista latino Alex Rivera. El filme gira alrededor de la contratación y explotación de trabajadores mexicanos a través de robots, en un mundo en el que la migración entre México y Estados Unidos está fuertemente regulada, algo que, en nuestra modernidad, se vuelve un escenario cada vez menos fantástico.

Otras obras presentadas incluyeron el cuento I Can Speak, de George Saunders, y fragmentos de la icónica 2001: A Space Odyssey de Kubrik. En estos trabajos, Brescia exploró la identidad, la naturaleza humana, el cuerpo, y, principalmente, la ética ante la ola de modernidad y tecnología que inevitablemente nos espera en la actualidad.

Nuestra inmersión en esta nueva sociedad nos ciega ante sus posibles implicaciones, o, como lo expresa Brescia: “si no podemos pensarnos fuera de la tecnología, no podemos tener una relación libre con ella”. Ante este problema, al final de la exposición, el autor concluye con un fuerte mensaje, que resalta el valor de la expresión literaria y la ciencia ficción como realidades que, aunque fabricadas, en ciertos momentos parecen tener más sentido que el presente: “a veces, la literatura, aparentemente lenta en su anacronismo de resistencia y cuestionamiento, de repente da un salto y deja atrás a la realidad, que cojea bajo el peso de sus maravillosos aparatos”.

 

Todos los comentarios son revisados previo a su publicación. No serán aprobados los comentarios que contengan ataques y ofensas personales; agresiones racistas, sexistas o discriminatorias en general; ni publicidad o spam.